Logo La República

Martes, 19 de marzo de 2019



NACIONALES


Salud clausura edificios del Congreso

Redacción La República [email protected] | Miércoles 16 junio, 2010



Mayoría de diputados se quedaron sin oficina de la noche a la mañana
Salud clausura edificios del Congreso
Luis Gerardo Villanueva, presidente de la Asamblea Legislativa, busca edificios cercanos para albergar a legisladores

Los principales edificios de la Asamblea Legislativa deberán ser desalojados hoy antes de las 2 p.m.
De forma sorpresiva y fundamentada en órdenes sanitarias de hace cinco años, María Luisa Avila, ministra de Salud, ordenó ayer la clausura de varias de las edificaciones en un plazo de 24 horas.
La medida incluye el Edificio Sion y la Casa Rosada que sirven de oficinas para varios diputados, el Castillo Azul sede de la Presidencia del Congreso y los archivos del edificio principal.
El anuncio generó polémica entre los diputados, porque aducen que se quedarán sin oficina.
“La notificación nos pone en una situación muy crítica para la operatividad del Congreso. Es de vital importancia salvaguardar la vida de los legisladores y de todos los trabajadores de esta Asamblea, no queremos que suceda una desgracia y se pierdan vidas humanas. Entendemos la responsabilidad de la Ministra de Salud y por eso acatamos la resolución”, expresó Luis Gerardo Villanueva, presidente del Parlamento.
Ante este panorama, ya se están buscando edificios cercanos al Congreso para albergar a los congresistas y no se descarta el alquiler de un inmueble donde se puedan llevar a cabo las sesiones de las comisiones y del Plenario.
Una opción sería el antiguo edificio del Instituto Costarricense de Electricidad en San Pedro y otro un edificio cercano al Cine Magaly.
En horas de la noche de ayer, Villanueva y la dirección administrativa tenían planeado reunirse con Avila para analizar a fondo la notificación, gracias a la intervención de Laura Chinchilla, presidenta de la República, quien solicitó el encuentro tras enterarse de la clausura del edificio.
La orden sanitaria no es nueva, ya que la primera advertencia es de cinco años atrás; sin embargo, no fue hasta ayer que el Ministerio de Salud dio el ultimátum, al considerar que los edificios tienen fallas estructurales que ponen en peligro la vida de los trabajadores.
Asimismo, se le brinda un plazo de 30 días máximo a la administración de la Asamblea, para que presente un plan de arreglo a las deficiencias encontradas en el edificio principal, el edificio Monseñor Sanabria y el edificio Sasso, con su respectivo cronograma.
“Uno no sabe qué pensar sobre lo actuado por la Ministra, pues hace pocos días ella vino al Parlamento para rendir cuentas sobre su gestión, lo que nos hace pensar que está abusando del primer poder de la República, al montar un show como este, que nos deja en vergüenza en todo el mundo, sobre todo porque las órdenes sanitarias son de hace cinco años”, manifestó Luis Fishman, legislador por el Partido Unidad Social Cristiana.

Esteban Arrieta
[email protected]