Enviar

Hasta ¢500 millones invertirán partidos y aspirantes

Saldrán caras elecciones internas

Deben preparar urnas para más de 2,8 millones de votantes

201211212317360.n3.jpg
Elegir a los candidatos a la presidencia de la República tiene un alto costo para los partidos, pero también para los aspirantes, quienes tendrán que sacar dinero de su propio bolsillo para financiar el proceso.
Cálculos iniciales entre las principales agrupaciones estiman el costo de las convenciones entre ¢100 millones y ¢500 millones.
Con ese dinero, se financiará la publicidad respectiva para convocar a los votantes, el número de urnas que se instalarán en las elecciones y otros gastos administrativos.
El hecho de que los aspirantes tengan que meterse la mano a la bolsa se debe a que sus respectivas agrupaciones no tienen dinero en estos momentos, pues las donaciones que financian a los partidos son escasas.
Por el momento, no se ha definido el monto que tendrán que dar, pero si por la víspera se anticipa, podría tratarse de sumas onerosas.
Por ejemplo, en las elecciones de 2010 los aspirantes del PLN, Laura Chinchilla y Johnny Araya, pagaron poco más de ¢20 millones para financiar la elección interna.
Para el 21 de abril venidero —fecha en que los verdiblancos designarán su candidato—, se maneja un presupuesto entre ¢200 millones y ¢300 millones, dijo Alicia Fournier, extesorera del partido.
El monto que estiman en el PLN pudo haber sido mayor; no obstante, al realizar el mismo día la convención interna y las asambleas distritales, se lograría un ahorro de unos ¢100 millones.
“Este se trata de un proceso caro, porque los partidos tienen que hacer frente a todos los gastos. Por eso, tanto los aspirantes a las asambleas distritales, como los candidatos deben dar una cuota, la cual aún está por definir”, agregó Fournier.
A diferencia de los comicios nacionales, las elecciones internas de los partidos no son consideradas como parte de la campaña política oficial, por lo que sus gastos no se contemplan para el pago de la deuda política.
Por su parte, Acción Ciudadana estima gastar entre ¢100 millones y ¢500 millones para su elección.
Eso dependerá si la convención se realiza con todo el padrón electoral o solo con las personas inscritas en el partido.
Otro aspecto que variará el presupuesto final de la convención rojiamarilla, está relacionado con el número de mesas de votación que se instalen. En ese sentido, entre más urnas, más alto será el costo.
Y es que los partidos deben prepararse para recibir en buena teoría al 100% de los votantes, es decir, más de 2,8 millones de personas, sin importar que al final lleguen muchos menos.
“Todo depende de si hacemos una elección humilde, como promovemos en el PAC o bien, hacemos algo más grande. Lo cierto del caso es que para nosotros será una experiencia totalmente nueva”, indicó Elizabeth Fonseca, presidenta del PAC.
En sus 12 años de historia, el PAC no ha tenido la necesidad de realizar una elección para definir a su candidato, salvo en la última contienda cuando se llevó a cabo una votación solo entre los integrantes del partido.
En estos momentos, los rojiamarillos no han definido qué tipo de convención harán, pues hay un fuerte pulso al respecto, a tal punto, que Alberto Cañas, fundador y referente de esa agrupación, amenazó con dejar el partido si se hace abierta.
En el PUSC, la convención se llevará a cabo el 19 de mayo, pero aún no se ha establecido el presupuesto para la elección, indicó su presidente Gerardo Vargas.
En el caso de los libertarios, solo Otto Guevara ha manifestado interés en ser aspirante, por lo que no sería necesaria una elección.

201211212317360.n33.jpg

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios