Enviar
Salas no baja la guardia
En el Herediano la esperanza de mejores momentos está latente

Cristian Williams
[email protected]

Está en boca de los aficionados del Herediano, no juega pero es señalado como el responsable del mal momento del equipo, mas aun así no baja la cabeza y solo apunta a trabajar y trabajar.
Es Carlos Salas, uno de los administradores del Herediano, quien se metió al fútbol donde encontró el estrés que jamás vivió en su óptica ni en sus tiendas, sumado a sinsabores como la final que perdieron ante Liberia Mía.
Habló con LA REPUBLICA de este momento, en el que son el peor equipo del campeonato, la situación económica agobia y para peores, uno de sus principales auspiciadores, Coopemex, está intervenido.

¿Es el momento más difícil al frente del Herediano?
Yo diría que no, el más difícil fue cuando tuvimos la final con Liberia y no se campeonizó. Lo que vino fue difícil, pero es claro que este ha sido el comienzo más negativo, pero no el momento en el que me siento más impotente, porque hay mucho que hacer y se puede salir adelante.

¿Puede asegurar que Luis Diego Arnáez termina este torneo o irá partido a partido?
Yo digo que hay que ir partido a partido, no podemos precisar qué va a pasar en el futuro, vamos día a día, paso a paso, valorando las situaciones y de acuerdo con eso se tomará lo que consideremos mejor para el equipo.

¿Se arrepiente de haber dejado ir a Salvador Ragusa?
No, en realidad con Salvador hay una cosa que pocos saben y es que su regreso de Argentina no estaba asegurado. Cuando se fue, no nos garantizaba volver al equipo y eso no podíamos permitirlo, necesitábamos seguridad. Nos dijo que extrañaba a su familia, que por lo tanto iría a verla y allá definía si regresaba o no.

¿Qué le preocupan más, los problemas económicos o los deportivos?
Los dos van de la mano, es un círculo, una cosa lleva a la otra. Siempre el patrocinio va de la mano de los resultados deportivos del equipo, que en este momento son todo lo contrario a lo que necesitamos.

¿Qué pensó cuando se dio cuenta de la intervención de Coopemex?
Es un socio y eso agrava más nuestra situación. Contábamos con ese dinero en el presupuesto. Lo que se siente es que se debe hacer más esfuerzos, buscar nuevos patrocinadores para tapar ese vacío. Aunque tengamos un contrato, posiblemente haya que ir a un pleito legal para que nos paguen y eso se llevará mucho tiempo.

¿Si pudiese salir corriendo del Herediano lo haría?
No, en realidad no soy una persona que acostumbre salir corriendo de ninguna situación en la que deba poner más esfuerzo. Aquí hay capacidad para salir adelante, se hace el mejor esfuerzo.

¿Pensó que el fútbol era diferente?
En realidad sí, yo vengo del comercio, mi área no es esta, siempre he sido muy aficionado, pero soy optometrista de toda la vida, he tenido tiendas de ropa y otras cosas pero nunca metido en el fútbol directamente. Esto es un negocio y una pasión pero deriva en un gran estrés, no solo lo económico sino lo deportivo, porque aunque uno no juega lo señalan como responsable.

¿Si hoy pudiese cambiar algo que ha hecho en Herediano, qué sería?
Tal vez haber atrasado la instalación de la gramilla sintética hasta el final de este campeonato, que hay bastante tiempo y nos permitía tenerla lista para el inicio del otro campeonato, eso es lo que puedo lamentar, porque este equipo donde mejores resultados saca es en casa.



Salas en frases

“El no tener la cancha lista nos genera en cada partido pérdidas, hay que desembolsar plata en cada juego, tanto de local como visitante, porque ir al Morera Soto nos provoca pérdidas de casi ¢2 millones por partido”.

“El fútbol es muy bonito, pero en mi caso lleva un gran estrés, no me lo imaginaba así, es muy estresante”.

Ver comentarios