Salarios públicos crecen más del triple de los privados
El pastel de los salarios, se divide de forma desigual. Archivo/la república
Enviar

Referéndum sobre los gastos del Gobierno sería una solución

Salarios públicos crecen más del triple de los privados

Altos costos de funcionarios llevarían al país a una crisis económica


RESUMEN EJECUTIVO
Un referéndum, que obligue al Gobierno a controlar sus gastos, sería una forma de cambiar la peligrosa situación actual.
Mientras tanto, el crecimiento del salario promedio del Gobierno en los últimos cinco años, ha sido más del triple del privado.
Además, los empleados públicos cuentan con una serie de privilegios, que hacen aún mayor la brecha entre ellos y sus homólogos del sector privado.
Al no cambiarse esta tendencia, junto con la de contar con una creciente fuerza laboral, el mal estado de las finanzas del Gobierno, causaría una fuerte crisis económica.
Esto no pasará este año; sin embargo, la quiebra es casi inevitable, al seguir el Gobierno con una pérdida cada año de más de ¢1 millón de millones.

201404272352250.n11.jpg
El referéndum sería una forma de obligar al Gobierno a reducir sus costos, sobre todo los salarios, cuyo crecimiento está creando una situación económicamente insostenible.
Entre las opciones para llegar a esta meta, están las de congelar los montos pagaderos a los funcionarios, así como no llenar los puestos, que quedan vacantes por retiros y renuncias.
De esta forma, se reduciría el gasto de forma paulatina.
Cualquier ciudadano puede impulsar el referéndum, al obtener un mínimo de 150 mil firmas, y someter la propuesta al Tribunal Supremo de Elecciones.
Una vez aprobada la propuesta, el público votaría a favor o en contra, como si fuera una elección nacional.
La Constitución de hecho le prohíbe al Gobierno gastar más de lo que ingrese, salvo en caso de una emergencia.
Sin embargo, el Gobierno durante los últimos cinco años ha tenido gastos anuales mayores a sus ingresos, por un monto promedio de más de ¢1 millón de millones, sobre todo por los salarios pagados a los funcionarios.
Desde 2009, el salario promedio del Gobierno creció en un 63%, más del triple del promedio del 20% en el sector privado, según el Instituto Nacional de Estadística y Censos.
La diferencia real es mayor aún, al tomar en cuenta el hecho de que los funcionarios en muchos casos gozan de otros beneficios, cuyo costo no está incluido en esta comparación, como son las vacaciones más largas que las de sus homólogos en el sector privado, así como una cesantía más remunerativa.
Además, la cantidad de personas que reciben este aumento alto ha incrementado de forma significativa.
En los últimos dos años, la fuerza laboral gubernamental creció en un 10%, mientras la del sector privado encogió un 2%.
El incremento en los montos pagados a los funcionarios, junto con el de la fuerza laboral pública, conforman los principales elementos de una tendencia gastona, que de no invertirse, podría causar la quiebra del Gobierno, con las consecuencias que irían desde las altas tasas de interés, hasta un extenso desempleo.
La crisis no estallará este año.
Sin embargo, entrar en una crisis sería casi inevitable, si el Gobierno siguiera con las pérdidas anuales billonarias.


Redacción
@La_Republica
 

Ver comentarios