Enviar
Sainz llegó al liderato

Antofagasta, Chile
EFE

El estadounidense Mark Miller (Volkswagen) se adjudicó la quinta etapa del Dakar, entre Copiapó y Antofagasta, en la que Carlos Sainz (Volkswagen) fue segundo y accedió al liderato de la general.
El madrileño llegó a 2 minutos y 10 segundos de su compañero de equipo, mientras que el qatarí Nasser Al Attiyah (Volkswagen) fue tercero y el estadounidense Robby Gordon (Hummer), cuarto.
El francés Stéphane Peterhansel (BMW), líder hasta la jornada de ayer, sufrió problemas mecánicos que lo obligaron a detenerse durante casi una hora y media.
Tras la quinta jornada del rally, Sainz escala hasta lo más alto de la clasificación, con 4 minutos y 37 segundos de ventaja sobre su inmediato perseguidor, Al Attiyah.
Otro Volkswagen, el de Mark Miller, ocupa la tercera plaza, a 9 minutos y 39 segundos de Sainz, y consolida el dominio de la marca alemana en el Dakar, tal y como sucedió el año pasado.
Marc Coma, en motos, destrozó un neumático y quedó prácticamente sin opciones de revalidar el título. El francés Cyril Despres (KTM) quedó de líder destacado en motos, con el chileno Francisco “Chaleco” López como único perseguidor a más de media hora.
En motos, la jornada ofreció el triunfo de un piloto local, el chileno Francisco “Chaleco” López (Aprilia), la fiabilidad de Despres, segundo en la etapa y líder en la general, y un nuevo episodio para el olvido de Coma, que se alejó, aún más, de las escasas opciones de revalidar la corona del año pasado.
“Chaleco” López deleitó a los aficionados chilenos con su primer triunfo parcial, por delante de Despres, a un minuto y medio del chileno, y se colocó segundo en la general, aprovechando el último traspié de Coma.
A las incidencias que había sufrido el catalán a lo largo del Dakar se le añadió una que era previsible, pero que hasta el momento se había mantenido al margen: los neumáticos.
Coma lideró los tiempos parciales durante tres cuartas partes de la etapa y marchaba como un cohete, hasta que el “muse” trasero de su KTM dijo basta y explotó.
Esto confirmó que las gomas Pirelli que viste la moto de Coma son, como se preveía, mucho menos competitivas que las Michelin que lleva, entre otros, Cyril Despres.
Coma contó con la solidaridad del italiano Luca Manca (KTM), que pese a ser cuarto en la general, cedió su rueda al español para que pudiera finalizar el día.
“Este año no es el nuestro. Lo supimos enseguida cuando empezó la carrera, que se nos iba a complicar mucho todo”, exclamó Coma al llegar al campamento del Dakar.
Hoy en la sexta etapa entre Antofagasta e Iquique, los pilotos se encontrarán con 418 kilómetros cronometrados de pistas largas y arenosas.
Cerrará la etapa un complejo sector de dunas de 50 kilómetros, con un tobogán de arena de unos 3 kilómetros antes de llegar a Iquique.
Ver comentarios