Enviar


Quien pone las reglas del juego es el Estado y los jugadores deben acatarlas de una manera eficiente para así disfrutar de una diamantina confianza en el mercado


Sobre la comercialización de los seguros


El pasado 9 de noviembre fue publicado en La Gaceta el “Reglamento sobre la Comercialización de Seguros”. El ideal de este instrumento es regular la comercialización de seguros, la adecuada información hacia el comprador del seguro y la adecuada formación profesional de las personas que intervienen en dicha comercialización.
Comercialización. El comprador de un producto debe tener claro que la comercialización es, en estricto sentido, un conjunto de actividades desarrolladas con el fin de vender dicho producto. Por las características de la actividad, lo sofisticado que es este producto y, por el interés público que representa en un país, es que el Estado busca proteger al comprador, regulando precisamente ese “conjunto de actividades” para la comercialización de pólizas de seguros.
Canales de Comercialización. Está en la decisión del comprador buscar la manera de obtener el seguro en un mercado compuesto por varias compañías de seguros, sea comprándolo directamente, o bien, a través de los intermediarios que ayudan a promover el acercamiento entre el comprador y la aseguradora por medio de una adecuada asesoría antes y durante la vigencia del seguro, así como también ante la situación de un evento dañoso, momento diáfano en que se materializan las bondades del seguro.
Finalidad de la Ley. La regulación viene a incrementar la protección del comprador de seguros, delimitando las relaciones y asignación de responsabilidades entre las entidades aseguradoras y los intermediarios, el deber de formación de todas las personas que, de una u otra manera, intervienen en el proceso de comercialización y; una clara remisión de información hacia el comprador que, cabe destacar, la normativa ha denotado un avance en la posibilidad de utilizar medios de comunicación a distancia, como sería la telefonía o el Internet.
Conclusión. Como lo menciona constantemente la Superintendencia, con esta regulación se busca una “adecuada conducta de mercado” donde quien pone las reglas del juego es el Estado y los jugadores deben acatarlas de una manera eficiente para así disfrutar de una diamantina confianza en el mercado.
Said Breedy es especialista en seguros y abogado asociado del bufete BLP Abogados. El presente artículo es el primero de una serie de cuatro artículos sobre la apertura del mercado de seguros a la competencia.

[email protected]
Ver comentarios