Enviar
Rusia señala a Cuba como socio clave en Latinoamérica

Presidente ruso reafirmó deseos de intensificar relaciones con la isla

Moscú
EFE

El presidente ruso, Dmitri Medvédev, reafirmó que Cuba es uno de sus “socios clave” en América Latina, anunció un relanzamiento de sus vínculos económicos y la visita a Moscú el próximo año del presidente cubano, Raúl Castro.
“Cuba ha sido y es uno de nuestros socios clave en América Latina” dijo Medvédev tras recibir ayer en Moscú con todos los honores al canciller cubano, Felipe Pérez Roque.
Medevédev adelantó el deseo de Rusia de intensificar sus relaciones políticas y comerciales con Cuba, un país casi olvidado para el Kremlin durante una década, tras la desintegración de la antigua Unión Soviética (URSS).
Pérez Roque, que se encuentra en Rusia desde el pasado sábado en visita oficial, le entregó a Medvédev una invitación del presidente cubano Raúl Castro para que visite oficialmente Cuba.
El jefe del Kremlin, que destacó que Moscú y La Habana cooperan activamente en el ámbito político bilateral e internacional, incidió en la necesidad de prestar más atención al desarrollo de los vínculos económicos entre ambos países.
“Hemos superado la pausa que se produjo en nuestras relaciones durante el pasado decenio (en los años 90); hoy nuestros contactos tienen contenido y son amistosos”, dijo.
El presidente ruso se refería al período comprendido entre la desintegración de la Unión Soviética y la llegada al Kremlin de Vladímir Putin, en 2000, cuando Moscú prácticamente abandonó a Cuba, hasta entonces su principal aliado en el hemisferio occidental.
“El próximo año esperamos a Raúl Castro en nuestro país”, subrayó el presidente ruso, quien añadió que esa visita del mandatario cubano será “un aporte más” al desarrollo de las relaciones bilaterales.
Medvédev le pidió además a Pérez Roque que transmita saludos y deseos de buena salud al líder cubano Fidel Castro.
Antes de ser recibido por el jefe del Kremlin, el canciller cubano mantuvo consultas con su homólogo ruso, Serguéi Lavrov, quien expresó su esperanza de que la nueva Administración de Estados Unidos revise su posición hacia Cuba y levante el bloqueo económico.
“He oído que el presidente electo (de Estados Unidos, Barack Obama) mencionó las relaciones con Cuba entre los asuntos cuyo estado de cosas va a estudiar su Administración”, dijo Lavrov a la prensa tras su reunión con Pérez Roque.
La víspera, el canciller cubano se reunió con el primer ministro ruso, Vladímir Putin, quien durante su gestión al frente del Kremlin (2000-2008) propugnó el restablecimiento de las posiciones internacionales de Rusia y su condición de potencia mundial.
Sin embargo, ese reforzamiento de las relaciones bilaterales no implicará el permiso de las autoridades cubanas a instalar en su territorio elementos de un sistema antimisiles ruso, similar al que Estados Unidos planea emplazar en Europa del Este, según aclaró Pérez Roque.
“La respuesta es no”, dijo el canciller cubano, aunque añadió que su país reconoce el “derecho de Rusia a tomar medidas de respuesta y de contestar a la creciente agresión de Estados Unidos y la OTAN, que pretenden cercarla”.
En una comparecencia la víspera ante la prensa, Pérez Roque confió en que las relaciones ruso-cubanas “entren en un proceso de madurez y los desencuentros sean cosa del pasado”.
Lo principal, explicó, es que “ambas partes estén de acuerdo en que las relaciones bilaterales no pueden estar sujetas a la coyuntura y deben basarse en los intereses recíprocos”.
“Confiamos en que estamos construyendo una etapa de confianza, de diálogo franco y abierto, sin sorpresas ni sobresaltos”, recalcó.
También hubo matices nuevos cuando Pérez Roque invitó a las empresas rusas a invertir en Cuba, en particular a participar en la prospección y explotación de petróleo tanto en la isla como en aguas profundas de su zona económica.
Actualmente participan en la explotación de yacimientos de petróleo empresas de España, Canadá, Noruega, China, Vietnam y Brasil, y también -dijo- serán bienvenidas las compañías estadounidenses que lo deseen, aunque advirtió, por tanto, de que “a los últimos en llegar menos les tocará”.
Ver comentarios