Enviar
Presidente ruso Dmitry Medvedev, anunció que encargará una nueva generación de armas para las Fuerzas Armadas
Rusia realizó prueba de misil de largo alcance

• Submarinos nucleares rusos también probaron con éxito ayer dos misiles balísticos desde el Océano Pacífico y el mar de Barens hasta blancos situados al interior de Rusia, informó la Marina

Distintas agencias
Vestido con una chaqueta de estilo militar, con una banda para indicar que es el comandante en jefe el presidente ruso, Dmitry Medvedev, supervisó el domingo el lanzamiento de prueba de un misil Topol intercontinental y anunció que encargará una nueva generación de armas para las Fuerzas Armadas.
Un reportero de Reuters dijo que el misil Topol fue lanzado a las 07: 23 GMT en medio de la lluvia desde el Cosmódromo Plesetsk, que se ubica en los bosques del norte de Rusia.
Media hora después el misil cayó en un lugar para pruebas de lanzamiento de Kura, a 6 mil kilómetros de distancia de la península de Kamchatta, en el Pacífico.
"Fui informado de que la ojiva de prueba ha aterrizado en Kura", dijo Medvedev desde la plataforma de lanzamiento donde el misil había dejado un denso humo gris en el aire.
"Continuaremos encargando nuevos tipos de armas pero también seguiremos probando las que tenemos ahora", sostuvo Medvedev. "Su efectividad ha sido probada por el tiempo. Nuestro sistema de defensa es bueno", agregó.
Submarinos nucleares rusos también probaron con éxito el domingo dos misiles balísticos desde el Océano Pacífico y el mar de Barens hasta blancos situados al interior de Rusia, informó la Marina.
Medvedev, quien juramentó como presidente en mayo, ha impulsado una reforma en las Fuerzas Armadas rusas después del breve conflicto con Georgia, que en agosto provocó una tensa disputa verbal con Estados Unidos y la Unión Europea.
El proyectil está diseñado para perforar sistemas de defensa anti misiles como el que Estados Unidos busca instalar en el este de Europa. El Kremlin se ha opuesto a los planes de Washington.
El predecesor de Medvedev, el ahora primer ministro Vladimir Putin, elevó los gastos en defensa durante su presidencia de ocho años, a fin de revivir las Fuerzas Armadas de Rusia, que durante la década de 1990 quedaron afectadas por la corrupción, los bajos salarios y la falta de fondos.
La amplia cobertura que desplegó la televisión estatal sobre las pruebas parecía tener como finalidad dar impulso a las credenciales de Medvedev como jefe de las fuerzas armadas ante la población rusa.
Medvedev observó el domingo lo que funcionarios dijeron fue el exitoso lanzamiento de un misil balístico intercontinental Topol, un tipo de arma cuyo desarrollo comenzó en 1977. El misil dio en su objetivo a miles de kilómetros al este de la península de Kamchatka, dijo el presidente a los militares que participaron en el lanzamiento.
Las pruebas se realizan en medio de una creciente tensión en las relaciones rusas con Estados Unidos después de la guerra con Georgia y la persistente oposición a los planes estadounidenses para la instalación de un sistema de defensa antimisiles en Polonia y la República Checa, ex miembro del Pacto de Varsovia y actual miembro de la OTAN (Organización del Tratado del Atlántico Norte).
Rusia ha enviado un escuadrón naval a Venezuela para maniobras en noviembre, en un despliegue sin precedente en el hemisferio occidental desde la Guerra Fría.
El lanzamiento del domingo fue seguido de dos cohetes lanzados desde submarinos atómicos estacionados, uno en el Mar de Barents y otro en el Mar de Okhotsk, frente a la costa oriental de Rusia al norte del Japón, informaron las agencias rusas de noticias.
Los lanzamientos del fin de semana forman parte de una serie de diversas maniobras militares denominadas Stability-2008.


Ver comentarios