Enviar
Rugieron los motores de Los Cadillacs
La banda argentina complació a sus seguidores hasta la medianoche con un repertorio completo durante su concierto el pasado martes

Melissa González
[email protected]

La incesante lluvia se detuvo para alegría de muchos seguidores de los argentinos Los Fabulosos Cadillacs la noche del martes, lo que permitió disfrutar de un concierto esperado.
El evento se inició a las 9.15 p.m., aunque estaba previsto que empezara a las 8 p.m., en el Estadio Saprissa.
Ayer, la productora Evenpro informó que el atraso del concierto se produjo por la lluvia y rayería que vivió la zona de San José horas antes, lo que provocó posibles fallas eléctricas.
Esto motivó, antes de experimentar un desperfecto grande en el transcurso del concierto, que se tomaran las medidas de reforzar y traer más plantas y equipos para evitar una eventualidad.
La productora además confirmó que asistieron poco más de 18 mil personas a la cita.

La tarea de calentar al público fue del artista nacional Johnnyman, quien fue recibido con pocos aplausos y muchos abucheos del cansado público, que incluso tiró algunos objetos como monedas al escenario.
Johnnyman interpretó dos de sus éxitos que fueron interrumpidos por el partido de la final del campeonato nacional, donde los goles liberianos causaron exaltación.
Con gritos fueron recibidos a las 9.42 p.m. Los Cadillacs, que abrieron su repertorio con el tema “Manuel Santillán El León”, seguido por “Mi novia se cayó en un pozo ciego” y “El Genio del Dub”.
En escena Vicentico agradeció al público, además se besó con el bajista de la banda Flavio, bromeó y por supuesto bailó el ritmo de sus piezas.
La noche calentó con éxitos conocidos como “Matador”, que se interpretó casi al final del concierto, así como “Mal bicho”, “Basta de llamarme así”, “Vos sabés”, “La Vida”, “Padre Nuestro”, Calaveras y Diablitos”, “Siguiendo la luna” y “Vasos vacíos”.
Precisamente este último tema contó con la participación en escena de la cantante puertorriqueña Mimi Maura, quien acompañó a Vicentico y a los miles de gargantas del público.
Antes de la medianoche los argentinos se despidieron pero los presentes no los dejaron ir y retornaron dos veces más.
La última ocasión fue para interpretar “Guns of Brixton”, “Let’s Lynch the Landlord” y “Yo no me sentaría en tu mesa”.
El concierto cerró pasada la medianoche, a eso de las 0.15 a.m.
Ver comentarios