Enviar
Rugby tendrá su torneo

Luis Rojas
[email protected]

Este fin de semana se iniciará el primer torneo nacional de rugby con la participación de cuatro equipos.
Participarán Cagruroc, Atlética, Haks y UCR, equipos que contarán con 15 jugadores en este torneo que será a dos vueltas, todos contra todos, indicó German Gallini, de la Federación Costarricense de Rubgy.
El dirigente expresó que para jugar el torneo se alquilarán estadios, e incluso hay conversaciones adelantadas para que algunos partidos sean preliminares de juegos del fútbol nacional o que se puedan dar demostraciones en los intermedios.
“Ya hemos hablado con el presidente del Club Sport Cartaginés, a quien le ha parecido muy buena la idea y es muy posible que se logre realizar”.
La Federación recibió el voto de todos los países suramericanos ante la IRB (es lo que la FIFA en el fútbol), para que Costa Rica sea la sede del campeonato suramericano de este deporte en noviembre próximo.
“Dirigentes de la IRB vendrán en los próximos días para determinar si nuestro país está en condiciones de organizar ese evento, para el cual recibiríamos un dinero que da la Federación, aproximadamente 55 mil libras esterlinas”.
Costa Rica también fue invitado a participar en el campeonato mundial en una especialidad de este deporte que se llama Sevens, que se realizará en Punta del Este, Uruguay, en diciembre, transmitido a más de 52 países a través de ESPN, pero en lugar de 15 jugadores juegan siete por equipo.
Gallini alegó que el nivel en nuestro país ha subido, algo que se ha notado en partidos realizados ante selecciones que visitaron el país. “Venezuela nos ganó hace dos años 67-0, ahora vino y nos venció 7-0, lo que significa solo un gol en el partido”.
Costa Rica será de los pocos países que contarán con un estadio específicamente para el rugby, ya que el presidente de la República, Oscar Arias, dijo que el campo del nacional sería para el fútbol y esta disciplina, comentó el dirigente.


El rugby

Las características actuales del rugby como resultado de casi dos siglos de evolución, resultaron en un balón ovoide de más fácil portación y un campo de juego que guarda dimensiones similares a las de uno de fútbol.
El objetivo del juego es apoyar la pelota en el “ingoal” contrario, siendo este un espacio que se extiende a todo lo ancho de la cancha detrás de cada marco. Con esta acción se generan cinco puntos y se obtiene asimismo la posibilidad de una patada que debe asestarse entre los márgenes superiores del marco en forma de H, para obtener dos puntos adicionales.


Ver comentarios