Logo La República

Jueves, 19 de septiembre de 2019



BLOOMBERG


Rousseff presiona por fallo que afecta a bancos

Bloomberg | Jueves 28 noviembre, 2013

El Banco do Brasil ante el fallo tendría que reembolsar a los clientes sumas millonarias por las pérdidas derivadas de políticas tomadas hace 20 años. Bloomberg/La República


Rousseff presiona por fallo que afecta a bancos

La presidenta brasileña Dilma Rousseff está movilizando a su gabinete para que convenza al tribunal supremo de su país de aplazar un fallo en una causa que podría costar a los bancos $65 mil millones y contraer el crédito, según dos funcionarios de gobierno consultados por el tema.
El fallo del tribunal relativo a las demandas entabladas por depositantes podría requerir que bancos como Caixa Economica Federal y Banco do Brasil reembolsen a los clientes pérdidas derivadas de políticas gubernamentales que se remontan a más de 20 años atrás. Dado el posible impacto sobre los prestamistas, Rousseff quiere aplazar todo lo posible el dictamen, dijo uno de los funcionarios, que pidió no ser identificado en razón de que las tratativas no son públicas.
Los economistas están bajando las estimaciones de crecimiento en 2014 para la economía nacional de $2,25 billones en tanto la inflación se mantiene por encima de la meta del banco central y el gobierno batalla contra una brecha presupuestaria creciente.
La economía más grande de América Latina sufriría un sobresalto y el crédito podría contraerse hasta 1 billón de reales ($437 mil millones) si el máximo tribunal del país falla en contra de los bancos esta semana en juicios de los depositantes, dijo el ex ministro de Finanzas Marcilio Marques Moreira.
“Un fallo desfavorable arruinaría nuestra economía ya que podría costar a los bancos entre 100 mil millones y 150 mil millones de reales en capital”, dijo en una entrevista desde Río de Janeiro Moreira, que fue ministro de Finanzas de Brasil desde 1991 hasta 1992, cuando el país luchaba contra la hiperinflación. “Un fallo en contra de los bancos generaría un caos legal y financiero”.
La corte Suprema de Brasil dijo este mes que el 27 de noviembre comenzaría a dictar sentencia sobre los juicios de depositantes relacionados con pérdidas derivadas de los planes gubernamentales que se adoptaron para contener la inflación desde 1986 hasta 1994, cuando el país congeló los depósitos bancarios, introdujo una nueva moneda y redujo los retornos sobre las cuentas de ahorro.
El banco central estimó que si pierden las causas judiciales los prestamistas deberían pagar 149 mil  millones de reales a los depositantes.
Los prestamistas cumplieron con la ley que estaba vigente en ese momento y no deben ser penalizados, dijo la asociación bancaria de Brasil, Febraban, en un comunicado por correo electrónico. Un funcionario de Banco do Brasil se negó a hacer declaraciones sobre los casos de la Corte Suprema.

Bloomberg
 






© 2019 Republica Media Group todos los derechos reservados.