Enviar
Rousseff alienta récord de bonos hipotecarios

Las ventas de bonos brasileños con garantía de hipotecas aumentan a un récord conforme la entidad crediticia Caixa Econômica Federal, que controla el estado, planea más ofertas para financiar el plan de propiedad de viviendas de la presidenta Dilma Rousseff.
Las ventas de los valores crecieron a más del doble, a 6.170 millones de reales ($3.900 millones) en los primeros siete meses de 2011, mientras que en igual período del año pasado fueron de 2.720 millones de reales, según Anbima, la asociación de mercados de capital. Caixa, que es responsable del 75% de las hipotecas brasileñas, reunió unos 250 millones de reales este año mediante la venta de bonos con garantía inmobiliaria por primera vez con un rendimiento 10% por encima de la tasa de referencia y planea vender más para fin de año o principios de 2012, dijo Marcio Percival Alves, el vicepresidente del banco para mercados de capital.
Caixa busca nuevas fuentes de financiamiento para contribuir a concretar la promesa de Rousseff de construir dos millones de viviendas para familias de bajos ingresos para 2015 y remontar un déficit de 6,3 millones de viviendas a medida que el crédito hipotecario crece a un ritmo anual de 49%. Los préstamos hipotecarios en Brasil constituyen menos del 5% del producto interno bruto, en comparación con alrededor del 67% en los Estados Unidos y el 18% en Chile, según datos de la
Reserva Federal, la Oficina de Análisis Económico y el banco central.
El salto de los bonos con garantía hipotecaria en Brasil “es un reflejo natural del sector inmobiliario, que tiene un fuerte crecimiento”, dijo en entrevista telefónica Johann Grieneisen, un analista de finanzas estructuradas de Moody’s Investors Service en Sao Paulo. “Es una forma barata y eficiente en que las compañías pueden reunir dinero porque obtienen un activo real, y también hay estímulos impositivos para los particulares”.
Los valores con garantía inmobiliaria, conocidos como certificados de recebíveis imobiliários, o CRIs, por lo general pagan la tasa de referencia de Brasil más un 10%, o alrededor de 10,13%, dijo Fabio Nogueira, socio fundador de Brazilian Finance
Real Estate SA, el mayor emisor de los valores del país. La tasa de referencia era de 0,13% el 26 de agosto. Algunos CRIs pagan el índice de precios al consumidor IGPM más un 8%, o el índice IPCA más un 8,5%, dijo.
Los bonos locales de referencia de Brasil con vencimiento en 2021 rinden 11,73%, según datos que recopiló Bloomberg.
Los CRIs, que por lo general se venden a bancos privados y fondos brasileños que buscan rendimientos más altos, pueden cobrar mayor atractivo conforme caigan las tasas de interés de referencia, dijo Nogueira.
Los operadores apuestan a que el banco central reducirá los costos crediticios en octubre a los efectos de proteger a la mayor economía de América Latina de la desaceleración global, indican los contratos de futuros. El presidente del banco central, Alexandre Tombini, aumentó la tasa Selic de referencia en las cinco reuniones de este año a 12,5% para desacelerar la inflación, que este mes superó el 7% por primera vez desde 2005.

Brasilia / Bloomberg
Ver comentarios