Rory imparable
Rory McIlroy celebra sobre el green del hoyo 18 en Valhalla donde ganó su segundo Campeonato de la PGA. Andrew Redington-AFP/La República
Enviar

Rory imparable

El norirlandés sufrió para ganar en Valhalla, pero logró su segundo Grande al hilo

El golfista norirlandés Rory McIlroy conquistó su segundo Majors al hilo al ganar el PGA Champions, en Valhalla Country Club, con un golpe de ventaja sobre Phil Mickelson.
McIlroy ha ganado en un domingo interminable, ya bajo la oscuridad, donde nunca existió un claro favorito hasta que Rory se quedó solo en lo alto del tablero para conseguir así su cuarto Grand Slam con solo 25 años.

201408102331270.a77.jpg
Después de esperar a que la lluvia diera opciones de salir a jugar, Rory salía con un golpe de diferencia sobre Bernd Wiesberger y con Rickie Fowler y Phil Mickelson pisándole los talones.
Muy rápido se comenzó a mover el tablero, el actual número uno del mundo tropezaba de entrada con dos bogeys (en el hoyo 3 y 6) y solo hacía un birdie en la bandera 7 tras esos primeros nueve hoyos.
Su acompañante Wiesberger no soportaba la presión, y rápidamente se salía de la pelea. Mientras adelante Fowler y Mickelson se encontraban con lo mejor de su golf.
El zurdo de San Diego conectaba cuatro birdies tras las primeras nueve banderas (1, 3, 7 y 9) y Fowler, ese joven con pinta de reguetonero tras su bogey en el 2, se recuperaba con birdies en el 3, 4, 5 y 7.
Entre ellos también estuvo metido por momentos Henry Stenson hasta que el bogey en el 14 lo detuvo, y al final se estacionó con -14.
Rory llegó a estar dos golpes lejos de los punteros, pero su águila en el 10 tras un segundo tiro que al pegar en la entrada del green hasta quedar cerca de la bandera con mucha suerte, lo volvió a meter al juego.
En los cierres de ronda McIlroy ha mostrado mano de hierro, parece intratable, Fowler se topó con otro bogey en el 14 que lo apagó y el norirlandés se quedó peleando solo con Phil en los últimos hoyos.
Ahí Phil falló un putt corto en el 16, mientras Rory le respondió con un birdie en el 17 para irse ahora dos golpes al frente.
Casi que el hoyo 18 lo jugaron juntos, Phil buscó el águila para empatar y obligar al norirlandés al birdie para que pudiera ganar, pero la bola pasó muy cerca sin querer entrar. Hasta la suerte estaba a favor de McIlroy. El rostro de Mickelson era una clara señal de resignación.
Aun así Rory le puso emoción al irse a la arena que estaba frente al green, sacó corto y ya con su putt solo la acercó para sacar el par del hoyo y vencer por un golpe a Mickelson.
Con un total de 268 golpes (-16) y su ronda más alta del torneo 68, Rory celebró con ese puño al aire que tanto lo caracteriza y un fuerte grito, sin duda había tenido que soportar una gran presión ya que llegó como el gran favorito y al final cumplió.
Con este título sumó su segunda victoria en el Campeonato de la PGA, tras el obtenido en 2012 y se une al Abierto Británico de este año y el Abierto de Estados Unidos en 2011. Ahora a su lista solo le falta el Masters de Augusta y deberá esperar hasta el otro año para tratar de completarla.
Lo cierto, es que para muchos ha comenzado la era Rory McIlroy, solo el joven norirlandés de 25 años puede decir lo contrario.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios