Logo La República

Jueves, 15 de noviembre de 2018



BLOOMBERG


Romney es non grato en Italia por evasión

Bloomberg | Miércoles 08 agosto, 2012



Romney es non grato en Italia por evasión

Mitt Romney evitó Italia en su viaje por Europa. Es probable que haya sido prudente.
Ello se debe a que Bain Capital, durante la gestión de Romney como máximo responsable ejecutivo, ganó hace 12 años alrededor de
$1.000 millones en una compra apalancada que hasta el presente sigue generando controversia en Italia.
Bain formaba parte de un grupo que compró una compañía de directorio telefónico al gobierno italiano y luego la vendió unos dos años más tarde, en el apogeo de la burbuja tecnológica, por aproximadamente 25 veces lo que la había pagado.
Bain canalizó las ganancias a través de subsidiarias en Luxemburgo, una estrategia empresarial común para evitar impuestos a las ganancias en otros países europeos, según documentos que analizó Bloomberg News.
La compradora, la mayor compañía telefónica de Italia, ahora tiene un valor total de mercado menor a lo que pagaron Bain y otros inversores por la empresa de directorio.
En Italia, los acuerdos han dado lugar a por lo menos tres libros, investigaciones legales y de regulación, además de columnas de diarios que sostienen que los inversores hicieron una fortuna a expensas de los contribuyentes italianos.
Bain, que tiene sede en Boston, no se vio sometida a las investigaciones, que no derivaron en la presentación de acusaciones.
La venta de la empresa de directorio del gobierno es “un capítulo oscuro de la historia de la privatización del país, algo que afecta mucho a los italianos”, dijo Bernardo Bortolotti, un profesor de economía de la Universidad de Turín que asesoró al Tesoro italiano sobre la venta de activos desde 2002 hasta 2005. “Fue un error desde el principio, algo que se vio perjudicado por la falta de transparencia y el uso de fondos del exterior”.
Si bien son pocos los italianos comunes que conocen el vínculo entre Romney y el grupo inversor, el negocio constituye un símbolo de los problemas económicos de Italia y de la futilidad del gobierno en momentos en que el país se esfuerza por convencer a los inversores de que puede reembolsar la segunda mayor deuda de Europa sin un rescate.
La economía se encuentra en su cuarta recesión desde 2001 y el desempleo es el más alto en 13 años.
Es probable que el propio Romney ganara más de $50 millones, y posiblemente US$60 millones con la venta del directorio italiano de Seat Pagine Gialle SpA, según una persona familiarizada con el tema. El acuerdo se convirtió en uno de los mayores negocios de su gestión.
“Con esa inversión, Mitt Romney y Bain Capital, junto con sus socios, se agruparon con un nuevo equipo de administración para transformar la compañía, y la convirtieron en un enorme éxito”, dijo Michele Davis, una portavoz de la campaña presidencial de Romney.

Bloomberg