Enviar
Pretensión es que tres empresas participen en nuevo cartel de licitación para revisión técnica vehicular
Riteve entre la espada y la pared
Nuevo contrato romperá monopolio y garantizará el derecho del Gobierno de adueñarse de las estaciones de servicio de todos los concesionarios tras diez años

La decisión del Gobierno de sacar a licitación pública la revisión técnica vehicular pone entre la espada y la pared a la empresa Riteve SyC.
Por un lado, la empresa puede negarse a que sus condiciones de exclusividad sean modificadas y por ende, no participar en el concurso público que prepara el Ministerio de Obras Públicas y Transportes para concesionar el servicio.
O por el contrario, tiene la posibilidad de aceptar las condiciones que propone Francisco Jiménez, titular de Obras Públicas y Transportes, de romper el monopolio y competir con otras dos compañías.
Desde hace casi una década, la empresa española es la única oferente en el mercado. La prestación del servicio finalizará el 12 de julio de 2012, coyuntura que será aprovechada por el Gobierno para lanzar una nueva licitación.
El contrato inicial con Riteve estableció la posibilidad de prorrogar el servicio por un plazo de diez años, lo cual le permitiría al Estado apropiarse de los terrenos, instalaciones y equipos de Riteve al finalizar un segundo periodo. Eso sí, para hacer valer esa cláusula, es necesario no romper el monopolio.
Sin embargo, Jiménez manifestó que al Gobierno no le interesa ampliar el contrato, sino que prepara un nuevo cartel de licitación pública, con el objeto de romper el monopolio.
Asimismo, esa licitación establecerá que los concesionarios deberán entregar las estaciones de servicio, con todo el equipo al Ministerio, tras finalizar los diez años de concesión. El Ministro espera que participen al menos tres empresas.
“Nos parece que el servicio de Riteve ha sido muy bueno durante estos años, no puede haber queja; sin embargo, cuando venza el contrato vamos a darlo por finalizado. Posteriormente sacaremos un nuevo concurso y en la licitación, estableceremos nuevas reglas para beneficiar a los costarricenses”, expresó Jiménez.
El objetivo es que al finalizar la concesión, los planteles pasen a manos del Estado y este licite solo la prestación del servicio, lo que permitiría bajar los costos de la revisión técnica y construir más estaciones de servicio a lo largo y ancho del país, añadió Jiménez.
Las empresas que decidan participar en el concurso, deben procurar alcanzar los mayores estándares de calidad, por lo que no se permitirá que cualquier taller automotor preste el servicio.
En ese sentido, Jiménez indicó que la inversión inicial para cualquier interesado en la inspección de la revisión técnica, tiene que superar los ¢800 millones en el primer año.
Sobre este tema en particular, Riteve prefirió no emitir criterio, ya que todavía es muy prematuro. Sin embargo, sí confirmó su deseo de seguir prestando el servicio de revisión técnica.
“Riteve estaría dispuesta a continuar y a participar en una licitación, aunque sea en un esquema de competencia, eso sí, con empresas de la misma calidad. No podemos volver al esquema anterior, no se puede hacer competencia desleal”, indicó Berlioth Herrera, gerente de comunicaciones de Riteve.
La ruptura del monopolio de la revisión técnica es esperada con ansias por la Asociación de Talleres Integrales Costarricenses, que considera que podría entrar en el negocio.
“Tenemos la experiencia y el conocimiento técnico y administrativo para operar una pequeña o mediana estación de revisión técnica vehicular y en esta escala, estaríamos en capacidad de tramitar un financiamiento para el acondicionamiento de la planta física y la compra del equipo necesario. En esta situación están muchos otros pequeños y medianos empresarios costarricenses del sector de servicio automotor, no se puede limitar la revisión a unos cuantos”, consideró Espinoza.
Aunque los principales partidos de oposición en el Congreso están a favor romper el monopolio de Riteve, descalifican la propuesta dada a conocer en días pasados por el ministro Jiménez, al considerar que es injusta.
“No nos satisface para nada lo que pretende hacer el Estado en este tema, ya que debido a la fuerte inversión que se requiere para arrancar, se está protegiendo indirectamente el monopolio de Riteve”, expresó Manrique Oviedo, legislador del partido Acción Ciudadana.

Esteban Arrieta
[email protected]

Ver comentarios