Logo La República

Lunes, 19 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


R.I.P… Costa Rica

Iris Zamora | Lunes 19 octubre, 2015


¡Costa Rica se rindió! ¡Se rindió la institucionalidad!... Llegamos, según el fiscal Chavarría al “punto de no retorno”

…desde Moncho

R.I.P… Costa Rica


…El video que circula en RR.SS. y más tarde en medios de comunicación sobre el asesinato de un presunto sicario es espeluznante. Interceptado en una calle sin salida.
Al menos tres personas se bajan de un vehículo, que impide el paso de un taxi. Disparan al taxi como si se tratara de un juego infantil, con armas de juguete… en el que viajaba el presunto sicario, al que se le atribuía un número también impresionante de muertes… La cantidad de balas disparadas impactando vehículos, viviendas, aceras, techos, muros, jardines, causa miedo…
El espectáculo fue dantesco. Otros dos ocupantes del taxi, el conductor y la compañera del acribillado, resultaron gravemente heridos…
Don Jorge Chavarría en conferencia de prensa sentenció: “… la criminalidad está en un punto de no retorno”.
La “guerra” la ganaron los sicarios. Los delincuentes comunes. Los asesinos. Los homicidas. Los agresores de mujeres. Los que están en la trata de mujeres. Los pedófilos. Los violadores de niños y niñas. Los que comercian con la pornografía de menores… los delincuentes de cuello blanco, los ladrones, los estafadores, los evasores… la mafia organizada, el narcotráfico, los secuestradores…
¡Costa Rica se rindió!… ¡El Ministerio Público claudicó!…
… (respetar estos puntos suspensivos en negrita)
No ocurrió así en la violentísima Medellín… Tampoco México, ni Guatemala, ni Venezuela, ni Honduras, ni El Salvador se rinden aún, a pesar de que las cifras superan por miles los porcentajes de la criminalidad en Costa Rica.
No se rindió la Nueva York de Gulianni, ni la Colombia de Santos... ¡Costa Rica se rindió! ¡Se rindió la institucionalidad!... Llegamos, según el fiscal Chavarría al “punto de no retorno”
Luego de escuchar el día miércoles al fiscal general Jorge Chavarría, no hay mucho más que decir, ni escribir.
Si ya no podemos regresar sobre nuestros pasos; si ya no hay alternativa, si la esperanza nos abandonó, si somos un Estado fallido, en medio de ráfagas de AK47; entonces, respetadas lectoras y lectores, habrá que vestir muestras mejores galas, mientras esperamos el final, para escuchar de Wolfgang Amadeus Mozart en re menor KV 626, réquiem… por mi país.

Iris Zamora