Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



COLUMNISTAS


Rindamos cuentas de nuestros actos

Pedro Muñoz [email protected] | Viernes 04 marzo, 2016


 La constante revisión de esos resultados es lo que permite a las organizaciones, a las empresas, al mundo en general, mantener el rumbo tras una visión

Costa Rica Puede Más

Rindamos cuentas de nuestros actos

Proyecto Daniel celebró su quinto aniversario el año anterior. Fundada por una pareja en memoria de su hijo, Daniel Arce —víctima mortal de cáncer a sus 19 años—, esta organización ha sido la responsable de que los hospitales San Juan de Dios y México cuenten con modernos salones destinados a la atención exclusiva de adolescentes.
“Ya han pasado más de siete años y gracias a ustedes, seguimos caminando para hacer realidad el desafío que él nos dejó”, dice la madre, Ligia Bobadilla, en el informe anual de labores; “estoy segura de que, desde el cielo, Danny sonríe al ver que cada día que pasa, los jóvenes con cáncer de Costa Rica enfrentan esta enfermedad de una forma diferente porque pueden seguir siendo jóvenes y disfrutar el regalo de la vida”.
A lo largo del último lustro, la ONG logró equipar los centros hospitalarios con 13 camas para jóvenes de entre 13 y 25 años, organizó seis fiestas de Navidad, tres encuentros para padres dolientes, dos campamentos para jóvenes con cáncer, “Aventura de Amigos”, dos conferencias “Conectando sonrisas” (para supervivientes) y dos simposios dirigidos a educadores (actividad denominada “Educando con el corazón”). También equipó dos salas de espera en el Hospital México.
Cada año, doña Ligia y su esposo, Bernardo Arce Gutiérrez, hacen entrega de un pormenorizado informe de labores a sus padrinos, amigos y colaboradores. El documento es exhaustivo. Esta ejemplar ONG es disciplinada. Ser disciplinado implica rendir cuentas efectivas. Implica aceptar que una parte de los premios que recibimos (en este caso, el favor de patrocinadores) estén sujetos a resultados comprobables mediante la rendición de cuentas.
La constante revisión de esos resultados es lo que permite a las organizaciones, a las empresas, al mundo en general, mantener el rumbo tras una visión.
Bien por Proyecto Daniel. Ellos son parte de la Costa Rica que Puede Más.

Pedro Muñoz