Enviar
• Eliminar la banda superior sería irrelevante pero mover la inferior crearía un caos
Riesgos externos estancan flotación del colón
• “Transitorio” sistema de bandas cumple su quinto aniversario

Esta semana el sistema cambiario de bandas cumple su quinto aniversario, pero a pesar de que en su implementación el 13 de octubre de 2007 se dijo que era una medida transitoria para migrar a una flotación de la moneda, la liberalización del precio entre el colón y el dólar no se dará mientras las economías de Estados Unidos y Europa sigan en los problemas que están.
Lo anterior indica que este sistema podría fácilmente llegar a su sexto cumpleaños, dado que el exceso de dólares en el ámbito internacional, generados por las políticas estadounidenses de lucha contra una crisis, podrían llevar el tipo de cambio en Costa Rica a niveles tan bajos que ni los exportadores ni los miles de empleados que reciben salarios en moneda extranjera puedan soportar.
Con las bandas actualmente los resultados son positivos. La tasa de inflación se ubica ya en el orden del 5% anual y se ha mantenido alrededor de ese valor durante los últimos 24 meses, cifras que no se veían desde hace más de 30 años. “Adicionalmente, el sistema ha permitido mayor independencia en la política de tasas de interés en colones y ha contribuido a un menor grado de dolarización de la economía”, dijo Francisco de Paula Gutiérrez, expresidente del Banco Central y quien estuvo a cargo de la migración a las bandas, tras 24 años de minidevaluaciones.
Pero a pesar de lo anterior el proceso de aprendizaje a costado a exportadores y comerciantes grandes facturas.
“En un inicio este cambio de sistema generó fluctuaciones fuertes que afectaron los planes de las empresas que estaban acostumbradas a tener certidumbre sobre el tipo de cambio futuro, lo que se pudo interpretar como un obstáculo para las empresas. De igual manera, este aumento de la incertidumbre y la volatilidad generó pérdidas”, dijo Arnoldo André, presidente de la Cámara de Comercio de Costa Rica.
Actualmente los comerciantes están viviendo un año y medio de tipos de cambio bajos por lo que las importaciones les salen más baratas, panorama opuesto a los exportadores que están teniendo pérdidas.
“Solo en 2010 cerraron 140 empresas ticas por el tipo de cambio. Y la baja en las importaciones no nos ha llegado ya que los insumos y la materia prima siguen siendo caros para nosotros”, dijo Mónica Araya presidenta de la Cámara de Exportadores (Cadexco)
A pesar de lo anterior, los empresarios destacan que el objetivo tras el cambio de régimen es la consecución de niveles inflacionarios menores que permitan una mayor estabilidad en los precios y en el poder de compra, “esto beneficia no solo a la generalidad de las empresas sino también de las personas, como se ha visto en años más recientes”, comentó André.
Asimismo, tanto importadores como exportadores afirman que el sistema de bandas se debería mantener por más tiempo.
“Se deben satisfacer ciertas condiciones previamente al paso a un esquema más flexible, como ser un mercado verdaderamente competitivo, donde no existan actores individuales con capacidad de influencia en el valor de la divisa, donde existan más participantes privados y donde se dé una intervención menos frecuente y significativamente del Banco Central, de forma tal que el valor del dólar se determine por la oferta y demanda”, explicó André.
Por su parte los exportadores añaden que debe desarrollarse y ampliarse la oferta de mecanismos de cobertura que permitan reducir la exposición de las empresas a variaciones en el tipo de cambio.
Esta opinión es respaldada por varios economistas, “Si pasa la reforma fiscal se daría una de las bases para pasar a la libre flotación” dijo Juan Manuel Tirado, asesor de GWM Group, “no veo este paso antes de dos años” agregó
El exjerarca del Central añade que el entorno internacional está aún muy volátil y no es la mejor época para tomar una decisión de ir a flotación.
“En estos momentos, la banda superior ya es bastante irrelevante y permite una flexibilidad hacia arriba del tipo de cambio cercana al 40%; pero el piso sigue siendo relevante dada la evolución que ha tenido el tipo de cambio durante los últimos 24 meses. El Banco Central ha indicado que su interés es migrar hacia la flotación administrada y creo debemos darle el tiempo para que lo haga”, dijo Gutiérrez.
Dado lo anterior, a pesar de que se tengan actualmente ya cuatro meses de flotación de facto el solo hecho de eliminar el compromiso de compra de dólares del Central podría incidir gravemente en el precio de estos, por lo que ningún sector de la economía ve esa decisión como pronta a ser tomada. Tanto exportadores como importadores tendrán certeza de seguir con un sistema de bandas quizá hasta dos años más.



Carolina Acuña
[email protected]
Ver comentarios