Enviar
Rice viaja a Jerusalén

Secretaria de Estado norteamericana espera salvar obstáculos de Conferencia de Paz

Washington
EFE

Condoleezza Rice, secretaria de Estado estadounidense, viaja hoy a Israel para tratar de acortar las distancias que separan a israelíes y palestinos y poder salvar así la próxima Conferencia de Paz, que promueve Estados Unidos.
Este no será el último intento de Rice antes de la reunión internacional, dado que la secretaria de Estado tiene previsto visitar de nuevo la región en octubre, además de mantener reuniones bilaterales en Nueva York la próxima semana, en el marco de la asamblea general de la ONU.
En el telón de fondo de estos encuentros se encuentra la Conferencia de Paz que prepara Estados Unidos para antes de fin de año, y cuyos resultados están todavía en el aire, a juzgar por las distancias que separan todavía a los líderes de Israel y de los territorios palestinos.
Según la información que baraja el Departamento de Estado, la conferencia de paz para Oriente Medio se celebrará previsiblemente en noviembre en Washington.
Con la vista puesta en esta cita internacional, en la que está previsto que participen también países de la región, Rice se reunirá por separado con Ehud Olmert, primer ministro israelí, Mahmud Abás, presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP).
Ambos se han entrevistado en el último mes en tres ocasiones para preparar la conferencia, aunque sus posturas siguen siendo distantes respecto a sus objetivos.
Mientras Olmert prefiere hablar de la firma de una “declaración conjunta” como objetivo de la conferencia, Abás exige que en la reunión se suscriba un acuerdo de principios.
Por el momento, el único avance de los encuentros de los líderes israelí y palestino ha sido la creación de grupos de trabajo para redactar el borrador del documento que esperan llevar a la anunciada conferencia.
Sean McCormack, portavoz del Departamento de Estado, explicó que con su visita, Rice quiere “ver qué puede hacer que el proceso siga adelante. Todo eso se enmarca en un esfuerzo para sentar las bases del éxito de la reunión internacional”.
Pero ya antes de que Rice abandone Washington han comenzado a aflorar las discrepancias entre las partes.
El pasado domingo, Olmert explicó a los miembros de su Gobierno que lo que negocia actualmente con Abás “es una declaración conjunta”, en contra de la petición del presidente palestino de que en el encuentro se suscriba “un acuerdo de principios” para la paz
Por su lado, el presidente palestino insiste en que sólo asistirá si Israel acepta firmar en la cita un acuerdo sobre temas fundamentales.
Ver comentarios