Logo La República

Jueves, 13 de diciembre de 2018



ACCIÓN


Rey de la hierba

EFE | Lunes 13 julio, 2015

Novak Djokovic se “sacó el clavo” con Federer, de su caída en Roland Garros con Wawrinka. Glyn Kirk/AFP-La República


Rey de la hierba

Djokovic bicampeón en Wimbledon y Federer sin octava corona



 

Novak Djokovic venció a Roger Federer, 7-6 (1), 6-7 (10), 6-4 y 6-3, y retuvo su corona en Wimbledon.
El serbio se reinventó tras el duro golpe de haber caído en la definición de Roland Garros y vivió dos semanas estupendas en Londres, con su punto máximo en la final ante Federer. El N°1, con un partido soberbio, festejó en cuatro sets y se convirtió —con su tercer título en Wimbledon— en el primer jugador en lograr defender con éxito la corona en el All England Club desde las temporadas 2006-2007, logro que, justamente, había firmado el suizo.
Djokovic hizo base en su gran jornada con el servicio, pero su gran puntada se dio en un juego sin fisuras: con 46 tiros ganadores y apenas 16 errores no forzados durante las dos horas y 56 minutos de acción, que tuvieron una breve interrupción en el tercer set por lluvia. Otro paso monumental en la temporada del serbio, con 48 victorias en 51 partidos (17 de ellas ante otros Top 10) y dos títulos de Grand Slam y tres de Masters 1000. Como agregado, ahora el historial ante Federer está con 20 triunfos por lado.
En el inicio del encuentro, Djokovic volvió a mostrar su destreza para escapar en los momentos difíciles. Estuvo quiebre abajo (2-4) y llegó a tener dos set points en contra (5-6), pero salió con firmeza y se terminó quedando con el primer set tras una gran superioridad en el tiebreak.
En la segunda manga, idas y vueltas. Federer tuvo las primeras ocasiones, con dos puntos de quiebre en el cuarto juego, pero Djokovic pareció mejor plantado desde el servicio tras salir de ese mal trago.
Con un Djokovic en alto nivel pero algo dubitativo con su derecha, Roger no perdonó y puso paridad con un 12-10, en su segundo set point.
El serbio mantuvo con solidez su saque y cerró el tercer set a su favor por 6-4. Y enseguida, otro golpe de efecto: quiebre para el 3-2 e inicio de sentencia. Nole no dejó pasar la oportunidad y, con un nuevo break, le puso cifras finales al duelo. Novena corona de Grand Slam para el N°1 del mundo, que dejó con las manos vacías a Federer en la búsqueda de su octavo título en La Catedral y su primer Major —tiene 17— desde 2012.

Londres
Internet/La República