Revive el tren eléctrico
“Podemos desarrollar un proyecto de tren eléctrico adaptado a nuestra realidad”, comentó Guillermo Santana, presidente ejecutivo de Incofer. GERSON VARGAS/LA REPÚBLICA
Enviar

Inversiones futuras del Incofer atadas a nuevo estudio

Revive el tren eléctrico

Hacer viable esta modalidad de transporte requiere 10 millones de pasajeros al año

Un tren eléctrico que lleve de forma confortable y ágil a más de 25 mil personas por día es lo que pretende Incofer para iniciar en 2016.

201407292345270.n33.jpg
Dicho proyecto se financiará con fondos provenientes de préstamos de instituciones como el BID y el Banco Mundial. No se tiene un número certero de cuánto costaría el proyecto, pero su costo rondaría entre $500 millones y $1.000 millones, estimó Guillermo Santana, presidente del Incofer.

El estudio deberá hacerse en las zonas de derecho de vía que tiene el ferrocarril, que debe incluir dos carriles y un ancho de vía que podría ser mayor al actual, lo cual implica una nueva inversión en maquinaria ferroviaria.
El servicio ofrecería amplios horarios en un trazado que va desde la ciudad de Alajuela, pasando por el Aeropuerto Juan Santamaría, Heredia, San José y Cartago hasta finalizar en Paraíso.
En las zonas de conexión con pasos de autobuses se establecerán estaciones de intercambio que, dependiendo del flujo de pasajeros, podría ser desde una pequeña parada hasta un centro comercial.
No se descarta que se puedan plantear nuevas opciones compartiendo derechos de vía, diseñar pasos a desnivel y túneles que permitan que el tren pueda mantener los estándares de velocidad y frecuencia deseables.
En los próximos seis meses se hará un nuevo estudio con base en el proyecto ideado en el Plan Regional y Urbano de la GAM (Prugam), que incluye una integración del trazado con los servicios de autobuses para que la gente se conecte con diferentes rutas urbanas.
Para que el servicio sea financieramente viable, debe ser utilizado por alrededor de 10 millones de usuarios en el periodo de un año. Esto no significa que sea 100% rentable, por lo que debe existir una subvención del Estado.
“El proyecto sería costoso, pero es más costosa la situación vial que estamos viviendo actualmente. Hay que tomar en cuenta los beneficios por baja en la factura petrolera, en la contaminación y el efecto negativo entre las personas”, señaló Eduardo Brenes, quien fue el director del proyecto Prugam.
Actualmente, funciona un servicio de tren de pasajeros que es utilizado por unos 3.500 usuarios, el cual cubre horarios parciales para atender principalmente a las personas que se trasladan a sus trabajos.

Rodrigo Díaz
[email protected]
@La_Republica


Ver comentarios