Enviar
Martes 20 Octubre, 2009

Revisión Técnica Vehicular para Turrialba

En Costa Rica, y de acuerdo con el Ministerio de Obras Públicas y Transporte (MOPT) más de 17 mil vehículos de transporte público deberían salir del mercado automotor, algunos por exceder el límite de antigüedad y otros por ser los principales agentes contaminantes del aire y causantes de enfermedades respiratorias como rinitis, faringitis, asma, etcétera.
Por tal motivo la realización de las revisiones técnicas vehiculares es una necesidad imperiosa para reducir los niveles de contaminación ambiental y los accidentes en la vía, así como incrementar la seguridad vial y contribuir a la mejora de la salud de la ciudadanía, especialmente de los niños, ancianos y personal altamente expuesto al aire contaminado.
Esto supone, que de acuerdo con la ley, todos los vehículos están obligados a pasar las revisiones técnicas según el cronograma, plazos y frecuencias establecidos, de manera tal, que el MOPT, por medio de la Policía de Tránsito pueda fiscalizar y sancionar en sus operativos a los vehículos que no hayan cumplido con los trámites de pasar la revisión técnica vehicular.
No obstante, la revisión técnica para los ciudadanos que vivimos en Turrialba se ha convertido en un dolor de cabeza, porque se volvió económicamente costoso, ya que nos obliga a desplazarnos hasta Guápiles o Cartago con la inconveniencia de que hay que regresar decepcionados si no se pasa la primera vez, creando todo un caos, en nuestras familias y centros de trabajo.
Algunos vecinos han sugerido al gobierno local gestionar ante la gerencia de Riteve la posibilidad de que puedan desplazar una móvil a la zona como lo hacen en la zona de los Santos. La Municipalidad de Turrialba, por medio de la secretaría municipal, presentó la solicitud ante el MOPT, oficio que aquí se remite SM1182-2008 el 22 de octubre de 2008 y dirigida a la señora Viviana Martín.
Sin embargo a la fecha de hoy, este municipio, no ha recibido respuesta alguna de parte de Riteve, a pesar de que en nuestro cantón circulan más de 35 mil vehículos, y se sabe que muchos no tienen la revisión técnica al día, lo que convierte la tarea policial en un imposible para detener la libre circulación de vehículos de transporte de pasajeros y de carga.
El desafío de Riteve es identificar las zonas del país que representan un potencial, para que puedan movilizar ahí sus máquinas y equipos, para que nadie se quede sin la revisión técnica obligatoria y realmente contribuyamos todos a vivir en un ambiente sano y sin accidentes.
Finalmente, el gobierno debe continuar con sus medidas y acciones en aras de lograr un mayor control y seguridad en las carreteras, implementando planes efectivos y profundizando las acciones destinadas a mejorar la educación vial, entre ellas el uso del cinturón de seguridad, casco, la conducción sin alcohol y el respeto a los límites de velocidad.

Luis Fernando Allen Forbes
Director ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare