Reventazón ya opera
Archivo/La República
Enviar

Los costarricenses ya empezaron a recibir electricidad de la planta hidroeléctrica Reventazón, la más grande construida en la historia del país. El pasado lunes inició operaciones la primera turbina, de 73 megavatios de potencia, luego de haber superado pruebas mecánicas y de sincronización.

Las otras tres turbinas iniciarán operaciones en forma progresiva en las próximas semanas.

La planta Reventazón tiene una potencia de 305 megavatios y producirá electricidad equivalente al consumo de 525 mil hogares.

Su construcción tuvo un costo total estimado de $1.400 millones.
 



Ver comentarios