Enviar
Apertura para tope de túneles ayer dio banderazo de salida a trabajos de nuevo proyecto hidroeléctrico
Reventazón lleva un 21% de avance
Conclusión de los trabajos se estima para diciembre de 2015, y beneficiará a 530 mil familias
Con una duración de 210 días ayer finalizaron, en tiempo récord, los trabajos de excavación de dos de los túneles que tendrá la planta hidroeléctrica Reventazón.
Con la apertura de estos conductos inicia la construcción de la planta hidroeléctrica que lleva el nombre de este afluente.
Luego que la presidenta Laura Chinchilla oprimió el botón que hizo estallar los explosivos, se abrió el túnel derecho, a 200 metros debajo de la montaña.
Sobre los conductos subterráneos se desviaría el cauce del río Reventazón para construir la represa, con una altura de 130 metros.
Los trabajos en el túnel, el más largo en el país, forman parte del 21% de avance que registra el proyecto.
La nueva planta estará en La Florida de Siquirres, en la provincia de Limón, y su inversión se estima en $1.200 millones, casi 14,5 veces el costo de construcción del Estadio Nacional.
“A la mano de Dios, ¡fuego!”, dijo Laura Chinchilla, para después activar las detonaciones de 250 kilos de explosivos.
Se espera que para diciembre de 2015 concluya el total de las obras e inicie la generación de 305 megavatios en 2016.
“Tenemos cerca de 1.700 trabajadores, lo que permite tener una agenda de trabajo para cumplir las estimaciones”, aseguró Luis Roberto Rodríguez, director del proyecto Reventazón.
Para esta obra se requiere inversión tanto privada como pública. Una opción que se analiza es una alianza ya sea con la empresa estatal china Sinohydro o la brasileña Electrobras, dijo Gravin Mayorga, gerente de Electricidad del ICE.
“Lo que llevamos del proyecto se está financiando con recursos propios; también nos acompañarán el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Europeo de Inversiones”, aseguró
En la actividad estuvieron presente además Teófilo de Torre, ministro del Ambiente, Energía y Telecomunicaciones; Eduardo Doryan, presidente ejecutivo del ICE, y José María Rico y José María Rico Chinchilla, esposo e hijo de la Presidenta.

Cristian Leandro
[email protected]
Colaboró el periodista Danny Canales
Ver comentarios