Foto 1
Enviar

 La decisión de la Reserva Federal de Estados Unidos de retrasar el aumento de las tasas de interés ayudó a amortiguar los shocks económicos causados por el aumento acelerado de los costos de endeudamiento para las compañías de Estados Unidos, desde finales del año pasado y hasta principios del 2016, según economistas de la Fed en Nueva York.
“Al mantener más baja la tasa de fondos federales, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) logró compensar, de manera sustancial, el efecto de unas condiciones financieras cada vez más ajustadas sobre la economía”, escribieron el miércoles los autores, refiriéndose al FOMC, que establece las tasas, en una publicación en blog del sitio web del banco.
Las reducciones en la perspectiva del crecimiento económico externo y el deterioro de la calidad de los créditos en el sector de energía de Estados Unidos --desde el colapso de los precios del petróleo el año pasado-- condujeron a diferenciales de crédito más amplios, dijeron Marco Del Negro, Marc Giannoni y Micah Smith en la publicación del blog.
Las condiciones financieras más ajustadas ayudaron a llevar el crecimiento económico a su ritmo más bajo en dos años durante el primer trimestre de 2016, aunque hubiera sido peor si la Fed no hubiera adoptado mayores precauciones respecto del aumento de tasas, dijeron.
Los investigadores utilizaron un modelo para determinar que el camino con menores expectativas de las tasas de referencia del banco central reflejadas en los precios de los mercados “logró impulsar el crecimiento del PIB por más de un punto porcentual durante varios trimestres, compensando de manera esencial el efecto negativo de las restricciones en las condiciones financieras”.
En diciembre, cuando el FOMC elevó la tasa de los fondos federales por primera vez en casi una década, la mediana de la proyección de los 17 participantes hablaba de cuatro incrementos de tasas en 2016.
A mediados de marzo, las proyecciones actualizadas mostraban que la mediana anticipaba solamente dos aumentos este año, después de que los inversionistas redujeron la trayectoria esperada del ajuste reflejado en los precios de los mercados
La presidenta de la Fed, Janet Yellen, citó --durante un discurso el 29 de marzo en Nueva York– la disminución de las expectativas respecto de los aumentos de tasas como un “estabilizador automático” que apoyaba a la economía.
La comunicación del FOMC a principios de 2016 fue probablemente un factor importante en la normalización de las condiciones fiscales, aunque esto no lo captura bien el modelo”, dijeron los investigadores de la Fed de Nueva York.
“Gracias a este retroceso en los diferenciales de crédito, el efecto restrictivo sobre el crecimiento del PIB en el trimestre actual sería mucho más modesto de lo que hubiera sido de cualquier otra manera”.
Un rastreador de información de la Fed de Atlanta proyectó el 17 de mayo que la economía de Estados unidos creció a una tasa anualizada de 2,5% en el segundo trimestre.

Ver comentarios