Enviar
Sábado 17 Abril, 2010

Retos para el nuevo gobierno

Al acercarse el inicio del gobierno de la Licda. Laura Chinchilla, es pertinente establecer algunos retos fundamentales que debería atender.
De acuerdo con el proceso de planificación nacional el programa de gobierno del partido que ganó las elecciones del 7 de febrero de 2010, debe ser la base del Plan Nacional de Desarrollo del periodo 2006 a 2010, por lo que puede ser un mecanismo importante para la Rendición de Cuentas, lograr el crecimiento económico pero especialmente desarrollo económico que beneficie a los más desposeídos y verificar el cumplimiento de lo propuesto en el plan de gobierno respectivo.
El Plan Nacional de Desarrollo debe también considerar otras propuestas de la sociedad civil, de las cámaras y de los sindicatos, de otros partidos políticos y de las entidades que conforman el sector público, a efecto de establecer un Plan de Desarrollo con criterio país, que propicie el crecimiento económico, pero especialmente el desarrollo económico en aras del bienestar general de las mayorías.
Es fundamental que se apliquen acciones concretas para enfrentar aspectos como la disminución del nivel de pobreza que actualmente alcanza un 19%, la problemática del recurrente déficit fiscal que propicia una elevada deuda pública, la evasión fiscal.
Se deben considerar otros aspectos como la situación que se da con el presupuesto nacional cuyos recursos ya tienen destino específico en más de un 90% para atender el servicio de la deuda pública, pago de salarios y cargas sociales y para las transferencias a diferentes entes públicos y privados. Lo que limita mucho los recursos que se pueden destinar a inversiones y otros gastos necesarios para un mejor accionar del sector público.
Se debe cumplir con aspectos fundamentales propuestos en su programa de Gobierno como los programas de seguridad pública y los sociales que son prioritarios para doña Laura Chinchilla, quien prometió sacar a 20 mil personas de la pobreza.
Se debe determinar de dónde saldrán los recursos para atender esas prioridades y lo que recientemente se aprobó en la Asamblea Legislativa de trasladar más competencias a las municipalidades y un 10% del Presupuesto Nacional. Es necesario que se consideren acciones concretas acerca de la reestructuración del sector público que permita la eficiencia, economicidad y eficacia en la prestación de los servicios, mediante una administración enfocada a resultados que dejen un valor agregado a los clientes y a la sociedad costarricense. Además, acciones para lograr un gasto público más eficiente, económico y con calidad. Se debe mejorar la competitividad de las empresas costarricenses para aprovechar los tratados de libre comercio y la globalización económica.
Se deben considerar aspectos fundamentales. Por ejemplo, valores como la honestidad, integridad y transparencia, así como fortalecer la Rendición de Cuentas, algo que compete a todos los funcionarios públicos, así como a los regidores municipales y los diputados. Se deben utilizar en forma adecuada, en el sector público, herramientas como el presupuesto programas, el sistema de control interno y el gobierno corporativo que nos permitan contar con un sector público más eficiente.

Lic. Bernal Monge Pacheco
Consultor