Retos de la industria de fondos de inversión
Enviar

Retos de la industria de fondos de inversión

201407132241250.col1.jpg
Originada en causas internas y externas ampliamente discutidas, la industria de fondos de inversión enfrentó en 2004 una crisis que redujo su tamaño en un 50%, tras varios años de un fuerte crecimiento.
Las lecciones y enseñanzas han sido muchas para una industria que después de una década apenas ha logrado superar el monto en activos administrados al momento de dicho trance.

Diez años después es posible afirmar que los participantes cuentan hoy con reglas e instrumentos que procuran una mejor gestión de dicha figura, producto en gran medida de cambios como: Establecimiento de una unidad de gestión integral de riesgos y obligaciones para juntas directivas y comités internos en la materia. Creación del ejecutivo de fondos de inversión y gestor del portafolio. Fortalecimiento de la asesoría al inversor y políticas de diversificación y diferenciación en la gestión de los fondos de mercado de dinero y de largo plazo.
Un aspecto a resaltar es el rol de los inversores, quienes —en términos generales— están hoy mejor informados sobre las características de los productos y tienen mayor acceso a información y conocimiento sobre sus necesidades u objetivos de inversión y tolerancia al riesgo, por medio del perfil del cliente.
Sorteada la reciente crisis financiera internacional podemos observar que no hubo consecuencias similares a las de 2004 sobre la industria, pero sí impactó en el desarrollo y crecimiento de nuevos fondos financieros de largo plazo y de los fondos no financieros.
En ese sentido, existen todavía tareas y retos por atender. La industria actual está protagonizada por los fondos del mercado de dinero y por los inmobiliarios, cuyos riesgos son diferentes a los observados en 2004 y se ubican principalmente en la gestión de la liquidez en el primer caso, y en riesgos propios de los bienes raíces en el segundo. Esto, así como una revisión y apertura en los canales de comercialización, una mayor asesoría y orientación para los inversores y la introducción de normas prudenciales en materia de riesgo sistémico forman parte de la revisión integral que actualmente se hace a la figura.  
 

Carlos Arias Poveda
Superintendente de Valores


Ver comentarios