Enviar
Retorno de dos reinas
Justine Henin y Kim Clijsters animarán el Abierto de Australia

Australia
Efe

Bélgica vuelve al ataque en el mundo del tenis con el regreso al Abierto de Australia de sus dos mejores representantes de siempre, Justine Henin y Kim Clijsters, dos ex números uno que en un momento dado decidieron retirarse.
La vuelta de Henin, ganadora en Melbourne en 2004, es la más reciente. La pequeña jugadora de Lieja, que deleitó con su grácil tenis durante los primeros años de este nuevo siglo, entonó el adiós en mayo de 2008, quizás saturada de tenis y falta de motivación, y después de sufrir una ruptura en su matrimonio.
Año y medio después de aquella despedida Henin ha decidido regresar. Y su anuncio conmocionó de forma espectacular el alicaído circuito femenino, regentado por Serena, y hasta ahora mantenido fugazmente por los destellos de las serbias Ana Ivanovic y Jelena Jankovic, la lucha de la rusa Dinara Safina y los coletazos, entre lesión y lesión de Maria Sharapova.
“Me siento mucho mejor que cuando me retiré”, afirmó Justine. “Ahora con 27 años quiero vivir mi segunda carrera de una forma diferente a cómo viví la primera. He aprendido muchas cosas de mí en los últimos 18 meses”
La confirmación de esa nueva etapa llegó al alcanzar la final en Brisbane, el primer torneo donde participaba, para toparse en aquel último partido contra su compatriota Kim Clijsters, precisamente la que inspiró su regreso, tras ganar ella el Abierto de Estados Unidos.
El destino las había unido en esa final. Y allí prevaleció el juego de Clijsters, una jugadora que como Henin también decidió colgar la raqueta, aunque por motivos diferentes.
Clijsters regresó al circuito el pasado verano y disputó cuatro torneos en la última parte de la temporada. Su victoria más contundente la alcanzó al proclamarse campeona del Abierto de Estados Unidos, su segundo título del Grand Slam, que le sirvió para acabar entre las 20 primeras.
“En estos dos años en los que he estado fuera muchas cosas han cambiado en mi vida y muchas buenas se han producido”, dijo Kim.
Así las cosas, le será muy difícil a la siempre poderosa Serena Williams, número uno mundial favorita y defensora del título, ganar este Open, porque la reaparición en el torneo de Henin, Clijsters y, además, la rusa María Sharapova, añade picante al torneo femenino.
Ver comentarios