Reticencia de Irak a limitaciones de la OPEP: un difícil acuerdo
El crudo descendió a su punto más bajo en 12 años en enero, golpeando los presupuestos de los productores desde Venezuela hasta Arabia Saudí. Bloomberg/La República
Enviar

El segundo mayor productor de la OPEP ha puesto un obstáculo en el camino del grupo hacia un acuerdo final que estabilice los mercados de petróleo, al resistirse Irak a unirse a los esfuerzos para recortar la producción con el objetivo de levantar los precios del crudo.
Irak debería quedar eximido de los recortes de producción debido a que está envuelto en una guerra con los militantes islamistas, declaró el ministro del petróleo Jabber Al-Luaibi en una rueda de prensa en Bagdad.
En la actualidad, el país ha extraído más de 4,7 millones de barriles al día en setiembre, y la producción de Irak podría subir aún más en un momento en el que el gobierno anima a las compañías internacionales a aumentar la producción en sus campos, ha declarado. El ministro ha discutido los números de la Organización de Países Exportadores de Petróleo, que limitan la producción iraquí a menos de 4,2 millones de barriles al día.
“Estamos del lado de las políticas de la OPEP y de la unidad de la OPEP,” ha declarado Al-Luaibi. “Pero no a nuestras expensas”.
Una reunión de los 14 miembros del grupo el mes pasado en Argelia se alargó durante siete horas, debido a las discusiones de Irak en torno al nivel de producción que debería servir como base para establecer las cuotas.
La OPEP está intentando atraer a otros productores para que se unan a la primera limitación de las extracciones por parte del grupo en ocho años, un cambio en su política que los miembros acordaron en Argelia el mes pasado. El crudo descendió a su punto más bajo en 12 años en enero, golpeando los presupuestos de los productores desde Venezuela hasta Arabia Saudí. La bajada del precio llevó a la OPEP a abandonar su política durante dos años, liderada por los saudíes, de producir tanto como fuese posible para proteger su cuota de mercado.
Rusia, el principal aliado de la OPEP en su búsqueda de apoyos, volvió a rehusar unirse al plan. Rusia aún no puede decir si congelará o recortará la producción como parte de un acuerdo final y baraja "diferentes escenarios" para apresurar la recuperación del mercado del petróleo, comentó el ministro de Energía, Alexander Novak, tras conversaciones con sus homónimos del Golfo Árabe en la capital saudí.
“Vemos motivos para tomar medidas que equilibren el mercado en los próximos meses, para atraer de nuevo la inversión y reducir la volatilidad”, ha declarado. "Hemos discutido cuestiones relacionadas con los niveles para limitar la producción de petróleo de Rusia y otros países que podrían sumarse al acuerdo, pero es demasiado pronto para hablar de cifras concretas porque el acuerdo sobre las posturas definitivas continúa”.
Como Irak, Rusia busca incrementar la producción y no limitarla. Rusia ha extraído en torno a 10,9 millones de barriles al día de media este año, según datos del ministerio de Energía. El último borrador de la estrategia de energía de Rusia prevé un aumento potencial de la producción anual de los 534,1 millones de toneladas métricas del año pasado a los 555 millones de toneladas, o 11,1 millones de barriles al día, para 2020.

Ver comentarios