Enviar
Resurrección inglesa
Cuando parecía sentenciada, Inglaterra vuelca el marcador ante Suecia y recobra la vida

En el minuto 60, el acorazado inglés, ese que siempre arranca todo con aires de favorito, pero termina como barcaza hundida en la bahía y muy lejos del puerto, parecía de nuevo listo para otro naufragio. No obstante, el ingreso de Theo Walcott (¿qué hacía este hombre en banca?) permitió un repunte de los hombres de la Reina, que vencieron a Suecia 3 a 2, y ganaron muchas acciones para clasificarse a la segunda ronda de la Eurocopa, en el grupo D, que se juega en Ucrania.
La clase de gol que definió el cotejo, autoriza para empezar de lo último hacia atrás. Sí, fue Danny Welbeck cuando se jugaba el minuto 78, quien supo aprovechar una gran jugada de Walcott, que se internó en el área en medio de la defensa rival y logró sacar un centro que parecía algo retrasado, pero que Welbeck cazó de “taquito” y lo envió al fondo de los cordeles sin que el arquero Andreas Isakssor pudiese hacer nada. Suerte, talento o magia, ese gol le dio la victoria a los británicos.
El juego había empezado con buenas noticias para Inglaterra desde el minuto 23, cuando al mejor estilo inglés, un pase largo de Steven Gerrard fue literalmente cazado en el corazón del área por Andy Carroll, quien dio una buena demostración sobre cómo hay que cabecear un balón poniendo el 1-0 en favor de Inglaterra.
El partido parecía llevar el rumbo ciertamente lógico, pero los ingleses se estancaron en su gol, controlaban el balón pero no podían llevarlo con peligrosidad más allá de los tres cuartos de cancha y el rival tampoco sembraba peligrosidad, ya que le faltaba compañía a su estrella Zlatan Ibrahimovic.
Fue entonces cuando los suecos, primero con un autogol de Glen Johnson y luego con una anotación de Olof Mellberg, pusieron a los de la Reina en serios problemas, ya que el fútbol que estaban generando hasta ese momento parecía no les alcanzaría para salvar la situación.
Fue entonces cuando llegó Walcott al partido, y como buen bombero supo apagar el incendio. Al 64’, aprovechó un balón en los linderos del área, se perfiló y soltó el gatillo; el portero Isakssor la vio venir y la saludó al entrar, fue todo lo que pudo hacer.
El cierre ya lo contamos y con esta victoria inglesa y la de Francia contra Ucrania, estas selecciones solo requieren de sendos empates en el cierre, ante los locales y los suecos, respectivamente, para firmar su pase a la segunda ronda.

Luis Rojas
[email protected]
Ver comentarios