Enviar
Lo más destacado


1. Bush optimista

El Presidente de Estados Unidos declaró en Ramala estar seguro de que los israelíes y los palestinos firmarán un acuerdo de paz antes de que él salga de la Casa Blanca, dentro de un año.
Bush, el primer presidente de Estados Unidos que visita Ramala, llevó su mensaje optimista al corazón de Cisjordania, donde estuvo protegido por un virtual ejército de 4 mil efectivos palestinos, con francotiradores de los servicios de seguridad apostados en los tejados.

2. Bernanke dispuesto a bajar tasas

El presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, preocupado por los nubarrones sobre la economía de Estados Unidos, indicó que podrían ser necesarios nuevos recortes de las tasas de interés, lo que provocó un alza en las bolsas y la caída del dólar. El anuncio tuvo un impacto inmediato en la bolsa de Wall Street, que recibió de buen grado el anuncio de un nuevo abaratamiento en el precio del dinero.

3. Noriega pierde nueva apelación

Un juez estadounidense denegó una moción presentada por los abogados del ex general Manuel Antonio Noriega con la que intentaban detener su extradición a Francia, lo que deja al ex hombre fuerte de Panamá más cerca de París.

4. iTunes con más servicios

Apple Inc., ampliando su alcance en el negocio de los espectáculos, dejará a los usuarios de su tienda electrónica iTunes alquilar películas así como comprarlas, e incorporará a Fox y Warner Bros. como proveedores.

5. Textileras chinas perderían competitividad

China, el mayor fabricante textil del mundo, podría perder fuerza en el negocio de la ropa por el aumento de los costos del trabajo y de las materias primas, que está dañando su posición dominante, dijo un ejecutivo del sector.
El sector textil de China se enfrenta a crecientes costos de producción presionado por el aumento de los salarios y una divisa más fuerte. El Gobierno ha reducido las ayudas fiscales a las exportaciones y restringido la actividad crediticia para dirigir las inversiones hacia los sectores más eficientes y de mayor valor añadido.







Hecho Principal:

Hillary resurge


Las encuestas pronosticaban una dura derrota para Hillary Clinton en Nuevo Hampshire, pero la senadora, que mostró el lunes su lado más humano y emotivo, logró revertir esta noche un futuro que se le auguraba negro. Y ganó.
Nadie, ni incluso desde dentro de sus propias filas, había previsto la posibilidad de que Hillary pudiera hacerse con la victoria, dado que el favorito era el senador Barack Obama, muy crecido tras ganar en Iowa. Pero lo hizo.
Hasta la víspera de estas primarias, analistas y comentaristas políticos coincidían en destacar que la estrategia de la ex primera dama reconvertida en senadora por Nueva York, no había funcionado.
¿Que ha ocurrido? ¿Qué ha conseguido que los votantes de este estado se hayan decantado por la senadora neoyorquina en lugar de por el carismático Barack Obama, que arrasó en Iowa?
Hay respuestas para todos los gustos. Pero los análisis del primer momento coinciden en dos puntos: Una, el poder del voto de los independientes, que es muy cambiante, y dos, las lágrimas que Hillary Clinton casi no pudo contener al reconocer lo mal que pintaban las cosas para ella.
En un cambio de estrategia, que sonó real, Hillary hizo en esa ocasión un guiño a lo que podría ser el futuro tono de su campaña y, con los ojos aguados y la voz quebrada por la emoción, reconoció que esta campaña era algo “muy personal” para ella.
“No es fácil... esto es algo muy personal para mí. Este país me ha dado tantas oportunidades... simplemente, no quiero ver que retrocedemos. Es algo muy personal para mí. No es solo político...” dijo Hillary, llorosa, en una reunión íntima con mujeres en Portsmouth.
Las imágenes rápidamente dieron la vuelta a Estados Unidos y, por lo que se ve, a su futuro.
La confesión intimista y emocionada —criticada “por blanda” en algunos círculos— contrastó claramente con su mensaje del pasado jueves en Iowa, donde algunos vieron un orgullo desmedido en el que pareció no haber hecho mella la calidad del golpe que le había asestado Obama.
Las últimas encuestas llevadas a cabo en Nuevo Hampshire durante el fin de semana, que daban inevitablemente a Obama una victoria de diez puntos, demostraban que a muchos posibles votantes no les gustó ver a Hillary empecinada en una posición desde la que parecía decir “aquí no pasa nada”.
Porque sí pasaba.
Y es que, según dijo a Efe Bill Woodman, profesor de Sociología de la Universidad Estatal de Iowa, Hillary “ha construido una imagen de sí misma que proyecta frialdad y falta de flexibilidad”, una fachada de “Dama de Hierro” al estilo de la ex primera ministra británica Margaret Thatcher que, en su opinión, “no la ayuda a conectar con la gente”.
Pero, como dice con cierta sorna Glen Beck, comentarista de la televisión CNN, cuando se trata de los Clinton, la historia nunca está del todo escrita, porque ellos son “grandes animales políticos” y se las arreglan para recuperar el terreno perdido.
Ver comentarios