Enviar



HECHO PRINCIPAL
Costa Rica alejada de la integración

Aunque la idea de la integración ha calado fuerte en la mente de los centroamericanos, en Costa Rica está amarrada solo por el comercio y el apoyo financiero que otorga el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).
En los últimos años el reproche de los países vecinos hacia Costa Rica por la forma en que ha abordado el tema de la integración regional ha sido constante, y esta semana pasó de ser un reclamo a una discusión más subida de tono.
La amenaza de Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, de no trasladar la presidencia temporal del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) a Costa Rica el próximo semestre, tal y como corresponde, rasgó nuevamente el delicado lienzo que rodea a la integración centroamericana y el papel que durante años ha tenido Costa Rica sobre el tema, a tal punto que esta semana el Gobierno nicaragüense lanzó un ultimátum.
“A Costa Rica se le está acercando el momento de tener que tomar una decisión sobre su participación regional”, advirtió Manuel Coronel, vicecanciller nicaragüense.
Y es que Costa Rica ha sido contundente, el modelo de desarrollo nacional no se adapta a las exigencias del resto de la región en materia de unificación, y ni este gobierno ni los anteriores han estado dispuestos a ceder en aspectos que el resto del istmo reclama.
Las diferencias de ideas sobre el desarrollo han sido evidentes también en la distancia que ha tenido el presidente Oscar Arias de algunos gobernantes centroamericanos y de sus constantes ausencias a las cumbres del SICA, en las que la mayoría de las veces Costa Rica es representada por el canciller Bruno Stagno.
Las objeciones sobre la unificación de Centroamérica son varias, pero las de más peso son la postura de rechazo a organismos como la Corte Centroamericana de Justicia y el Parlamento Centroamericano, así como la reticencia a la Unión Aduanera y a la libre movilidad de personas en la región.


LO DESTACADO

“Sin cola que me majen”

La campaña por la candidatura presidencial en el Partido Liberación Nacional (PLN) se acerca a su punto de efervescencia máximo, la convención interna. Por eso, sin titubear, Johnny Araya reconoce que en Laura Chinchilla se encuentra su más fuerte rival.
A escasas dos semanas de que los liberacionistas escojan a su candidato presidencial para las elecciones de 2010, Araya considera que no tiene cola que le majen en el tema de la honestidad.

ICE adeuda en telecomunicaciones
La baja calidad y la poca prontitud para obtener un servicio forman parte de las principales dificultades que enfrentan los costarricenses en materia de telecomunicaciones.
Servicio de banda ancha, redes privadas corporativas, la disponibilidad de teléfonos celulares y servicios de prepago presentan aún deficiencias que perjudican a los costarricenses.
Esto ha provocado la disconformidad de los usuarios, quienes consideran que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) les adeuda en materia de eficiencia.

Falta de agua paraliza industria inmobiliaria
El permiso de construcción relacionado con la conexión de agua tiene paralizada buena parte de la industria inmobiliaria, sobre todo en el área metropolitana pero también en la zona del Pacífico.
En el área capitalina, Santa Ana es uno de los principales focos de problemas. Uno de varios ejemplos es el de Forum II —oficentro de 34 mil metros cuadrados donde trabajarán cerca de 2.500 personas—, que padeció demoras para obtener suministro de agua. Otros proyectos aún esperan una solución.
Ver comentarios