Enviar


Hecho principal
País no está en crisis


El país no está en crisis ni lo estará el año entrante, pese la recesión internacional.
Estas son las percepciones de Fernando Naranjo, las cuales parecen ir a contrapelo de las circunstancias económicas mundiales.
El ex canciller, ex ministro de Hacienda y actual presidente de TACA Costa Rica considera innegable un impacto en la economía, pero sugiere que se puede contrarrestar con un remedio inusitado: con más gasto del Gobierno central y del resto de las instituciones públicas, al mejor estilo keynesiano.
A su juicio, una crisis económica es como la de principios de los años 80. Cayó el Producto Interno, la inflación era de un 60% y el país carecía de capacidad para pagar la deuda externa.
Eso no quiere decir que el próximo año no vaya a ser difícil, pero definitivamente con problemas diferentes. “Esta situación difícil no obedece a un mal manejo interno, sino a factores exógenos. Pero no es ni remotamente parecida la situación a lo que ocurrió en los 80”, adujo.
Pese a ello, considera que la producción crecerá menos, aumentaría el desempleo y se podrían deteriorar los indicadores sociales. Pero en cambio la inflación será bastante baja y realmente la situación “podríamos superarla en el segundo semestre”.


Lo destacado


Digicel invertirá $350 millones

La compañía Digicel, de capital irlandés, planea realizar una inversión superior a los $350 millones en el mercado de telefonía móvil en el país.
El propósito de la empresa es convertirse en una de las primeras multinacionales en incursionar en Costa Rica, al darse la apertura del mercado de las telecomunicaciones.


Turismo tendría crecimiento

La industria turística logró soportar este año el temporal provocado por la recesión económica mundial.
Los ingresos por concepto de visitación se incrementarían un 12% en 2008, de acuerdo con proyecciones de la Cámara Costarricense de Turismo.


Bancos y medios con mayor confianza

El sector bancario nacional fue el único que alcanzó mayor confianza de los costarricenses, pues al menos un 50% de ellos dijo que confía “mucho” o “algo” en él.
Mientras, en el extremo opuesto se ubicaron los partidos políticos, con solo una quinta parte de opiniones favorables.
Ver comentarios