Enviar
Viernes 18 Noviembre, 2011

Responsabilidad social empresarial

Hoy día algunas empresas han buscado un vínculo más estrecho y vital con las sociedades en las que operan. Sus acciones han ido más allá de la simple generación de empleo, el pago de impuestos y el cumplimiento de las obligaciones con los trabajadores.
La responsabilidad social empresarial como estrategia de negocios, ha adquirido mucha importancia en el mundo de hoy. Las empresas, los gobiernos, las organizaciones no gubernamentales y la diversidad de actores que componen nuestras sociedades, constatan los beneficios de cambiar prácticas, comportamientos y nociones que han perjudicado la calidad de vida actual y amenazado la de generaciones futuras.
Algunas se han dedicado a la filantropía corporativa, mientras que otras han trabajado, mediante programas especiales, para elevar el bienestar de las comunidades cercanas a la operación de sus negocios.
En este contexto, podemos visualizar que las empresas en el mundo desarrollado tienen grandes responsabilidades, no solo frente a los procesos de desarrollo económico, sino también, en términos sociales y medioambientales.

Actualmente, la responsabilidad social en el ámbito empresarial, involucra valores éticos que hasta hace unas décadas no se relacionaban con el actuar de los negocios, su rol estaba asociado solo a la acumulación de riquezas, proporcionar empleo y cumplir con normativas y leyes, especialmente tributarias.
Sin embargo, hoy se entiende la empresa como un sujeto o actor social, con un nuevo rol dentro de la sociedad. La empresa de hoy, requiere un buen entendimiento de la sociedad no solo en términos de producción y difusión de bienes y servicios, sino también requiere una experiencia de vida social como lugar de aprendizaje comunitario, y como expresión de acciones filantrópicas.
Las empresas que asumen su responsabilidad social, la entienden, como el desarrollo de una cultura organizativa que otorgue coherencia al negocio, esto es tener un sistema de valores reconocidos públicamente por la organización empresarial lo que significa tener una ética compartida por todos sus miembros, que les otorga identidad y un sentido de trascendencia.
El actuar empresarial, emana de los valores que sustentan las personas que dirigen y toman decisiones en una compañía, dándole sentido a la acción empresarial, tanto en sus relaciones internas (con sus trabajadores, clientes, etc), como en sus relaciones externas (con sus accionistas y la comunidad en general).
Finalmente, conscientes de la importancia que tiene la responsabilidad social, las empresas, en su nuevo enfoque para enfrentar los retos que les impone el desarrollo, están invirtiendo en nuevas ideas, diseñadas para crear oportunidades que vinculen sus actividades, con las necesidades de los grupos sociales, garantizando la sostenibilidad de las empresas y el bienestar de las comunidades, en el largo plazo

Luis Fernando Allen Forbes
Director ejecutivo
Asociación Salvemos el Río Pacuare