Enviar
Irlanda y Francia garantizaron depósitos de bancos de primer orden donde Costa Rica

Reservas por $225 millones se salvaron “de milagro”

Wilmer Murillo
[email protected]

Hace unos pocos días, $225 millones de las reservas monetarias de Costa Rica se encontraban, como se suele decir en lenguaje popular, en alitas de cucaracha.
El Banco Central las tenía invertidas en un banco irlandés y un banco francés en problemas, los cuales fueron rescatados en los últimos días, uno por el Gobierno de Irlanda y otro por una de las cajas de préstamos más grandes de Francia.
En general, las reservas se invierten en depósitos en entidades financieras internacionales de primer orden, en bonos del tesoro de Estados Unidos y en bonos soberanos de otros países como Canadá, Japón e Inglaterra, en deudas emitidas por agencias gubernamentales que son parte o tienen la garantía de países desarrollados y por entidades supranacionales. Entre ellas figuran el Banco Mundial, el Banco Europeo de Inversión y el Banco Interamericano de Desarrollo.

En todos los casos, se trata de emisores que cuentan con una calificación crediticia en grado de inversión.
Pero no por ello están exentos de riesgos.
Unos $145 millones en el Anglo Irish Bank Corporation PLC, con sede en Dublín, Irlanda, los tenía invertidos el Banco Central en depósitos a plazo.
Los títulos vencían en diciembre, pero el banco había entrado en problemas. No obstante, ayer se publicó en diarios de Europa que el Gobierno irlandés anunció la instauración de una garantía de dos años (hasta 2010) sobre los depósitos de seis grandes bancos irlandeses, para proteger el sistema bancario frente a la crisis internacional.
“Teníamos un riesgo, pero ya desapareció”, dijo Mauricio Avila, jefe de la división de Activos y Pasivos del Banco Central.
La otra institución en problemas era el Dexia Bank, Belgium Brussels en donde el Central tenía invertidos $80 millones de las reservas monetarias.
Se trata de depósitos a plazo, con vencimientos al 9 de octubre próximo y el 29 de ese mismo mes.
“En este momento nos sentimos muy tranquilos, pues el Gobierno francés y la caja de ahorro y de inversión más grande del país galo aprobaron un capital para el banco, ratificando su apoyo al sistema bancario”, añadió Avila.
De acuerdo con cifras al 25 de setiembre, Costa Rica tiene reservas por $3.882 millones, dijo Avila, quien añadió que de estas “no se ha perdido ni un solo centavo”.
Con reservas que garantizan 3,5 meses de importaciones, Costa Rica tiene además varios seguros, como son $150 millones depositados en el Fondo Latinoamericano de Reservas (FLAR).
“El país puede girar hasta 2,5 veces el capital aportado y desembolsarlo entre tres días y un mes”, dijo el funcionario.
Estos fondos se giran en apoyo a la balanza de pagos, o en relación con problemas de pasivos del Banco Central.
Este es el “seguro” más grande, pero se dispone de algunas partidas en el Banco Centroamericano de Integración y hasta un equivalente a $30 millones en Derechos Especiales de Giro (Deg), unidad de cuenta del Fondo Monetario Internacional.




Ver comentarios