Reserva Federal pesimista sobre economía de EE.UU.
Enviar
Banco central estadounidense elevó sus pronósticos de inflación y desempleo
Reserva Federal pesimista sobre economía de EE.UU.

• Ente rebajó además sus proyecciones de crecimiento para este año

Washington
EFE

La Reserva Federal (Fed) de EE.UU. elevó ayer sus pronósticos de inflación y desempleo al tiempo que rebajó su previsión de crecimiento para el país, lo que refleja la situación complicada en la que está inmersa la mayor economía del mundo.
El banco central de Estados Unidos siguió el camino marcado por los pronósticos privados y el Fondo Monetario Internacional (FMI), y reconoció que las condiciones económicas del país son peores de lo que había augurado en octubre.

Además, indicó su disposición de seguir con el cuchillo de los intereses en la mano, tras haber bajado medio punto porcentual en la tasa de referencia en su reunión del 29 y 30 de enero, como revelaron las actas de esa sesión, divulgadas ayer.

"Sin señales de estabilización en el sector inmobiliario y con las condiciones financieras aún no estabilizadas, el Comité estuvo de acuerdo en que continúan los riesgos a la baja del crecimiento, incluso tras esta acción" (de reducción de tasas), afirma el documento.
Ese recorte vino después de otro de 0,75 puntos porcentuales realizado poco más de una semana antes.
Medidas tan drásticas reflejan la preocupación del banco central con la economía, que plasmó ayer en la revisión "considerable" de sus pronósticos de crecimiento, según lo describió en su documento.
La Fed ahora cree que el Producto Interno Bruto (PIB) del país aumentará entre un 1,3% y un 2% este año, medio punto porcentual menos que lo que había augurado en octubre.
Al mismo tiempo, el desempleo estará entre el 5,2% y el 5,3%, cuatro décimas más que su cálculo inicial.
La Reserva justificó el cambio por el agravamiento de la crisis inmobiliaria, el endurecimiento de las condiciones de los créditos que extienden los bancos y por unos mercados financieros que siguen en convulsión.
La guinda ha sido el petróleo, que ayer marcó nuevos récords, con el barril de Brent europeo por encima de los $99 y el de Texas cercano a los $101.
Estos datos apuntan a una clara debilidad económica en Estados Unidos y la única duda entre los analistas es si el PIB del país está ya en contracción o se salva por los pelos.
La distinción puede ser insignificante para los consumidores, dijo ayer el presidente del banco público regional de Saint Louis, William Poole.
"Una economía que crezca a un ritmo apenas positivo parece y se siente igual que una en la que la producción cae levemente", afirmó en un discurso en Misuri.
La semana pasada el presidente de la Reserva, Ben Bernanke, dijo al Congreso que la Fed aflojará aún más la política monetaria si se deterioran las condiciones económicas.

Sin embargo, la inflación, que es el viejo enemigo de los banqueros centrales, puede que no le deje dormir tranquilo.
La Reserva Federal cree que el Índice de Precios al Consumo (IPC) subirá este año entre el 2,1% y el 2,4%, tres décimas más que su pronóstico anterior.
Ayer el departamento de Comercio informó de que ese indicador aumentó el 0,4% en enero, más que lo previsto por los mercados. Con ello, el IPC ha subido un 4,3% en los últimos doce meses.
En las actas, los miembros del Comité del Mercado Abierto de la Reserva, que fija la política monetaria de Estados Unidos, calificaron los datos de inflación como "desalentadores".
Reiteraron que esperan que el alza de precios se modere con la desaceleración económica, pero algunos de los integrantes del Comité alertaron de que el valor de la energía podría mantenerse elevado, pese a que los mercados de futuros apuntan lo contrario.
Precisamente, el presidente del banco público regional de Dallas, Richard Fisher, votó en contra de la reducción de los intereses en la última reunión por el alto nivel de los precios, según revelaron las actas.
En su sesión de enero algunos de los miembros del comité afirmaron que "cuando las perspectivas del crecimiento mejoren podría ser adecuado revocar una parte de las bajadas recientes, posiblemente incluso de forma rápida".

Ver comentarios