Enviar
Rescate musical

Las embajadas de Francia y Alemania promueven la restauración de órganos de iglesias nacionales

Carolina Barrantes
[email protected]  

La bellas melodías de cinco órganos tubulares volverán a alegrar las celebraciones en varias iglesias nacionales, gracias a un proceso de restauración al que son sometidos.
La medida forma parte del Programa Cultural que promueven en conjunto las embajadas de Francia y Alemania en el país.
Las obras que se iniciaron hace poco más de una semana, están a cargo de dos reparadores expertos: Gerhard Walcker, miembro de la compañía alemana Casa Walcker, y Bertrand Cattiaux, dueño del taller francés que lleva su nombre.
El proceso de restauración incluye una revisión del estado de las flautas de madera, los implementos de hierro y metales, así como la reparación y ajuste de las tonalidades.
Los órganos a tratar se encuentran en la iglesia de Grecia, Don Bosco en San José y la Basílica de los Angeles en Cartago. Asimismo, en los templos Inmaculada Concepción y Nuestra Señora del Carmen en Heredia.
Según los restauradores, los instrumentos que han revisado hasta el momento evidencian una falta de mantenimiento prolongada.
“Otro problema es el comején, que ha afectado gran parte de la estructura del instrumento en general”, comentó Cattiaux.
Walcker señaló que “en algunos casos han recibido inspecciones técnicas, pero en vez de repararlos, se ha empeorado el estado por falta de conocimientos técnicos”.
Como parte del Programa Cultural, las embajadas también organizaron una exposición de 25 fotografías y una mesa redonda sobre órganos tubulares. En ellas, los asistentes podrán consultar acerca de cómo aprender a tocar el instrumento, y el valor histórico.
Además, promoverán un concierto con la afamada organista francesa Anne-Gaëlle Chanon.
Las actividades se realizarán el 30 de octubre y 3 de noviembre respectivamente, en el marco de la celebración del Festival Internacional de Música Barroca Santa Ana 2007. La entrada será gratuita y abierta al público.
El proyecto Franco-Alemán es financiado por un Fondo Cultural el cual fue establecido con ocasión del 40 aniversario del convenio del Elíseo de 1963. Asimismo, cuenta con el respaldo de compañías como el Hotel Bougainvillea e Instrumentos Bansbach.

Ver comentarios