Requisitos ecológicos serían indispensables para cotizar
Enviar
Requisitos ecológicos serían indispensables para cotizar

La Conferencia de Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD) propone en un informe divulgado ayer que se fijen requisitos ecológicos para cotizar en Bolsa, a fin de evitar que las multinacionales emigren a lugares con regulación medioambiental más laxa donde puedan emitir carbono a menor precio.
Estas “fugas de carbono menoscaban los esfuerzos mundiales de reducción de las emisiones”, por lo que la UNCTAD sugiere que los gobiernos lidien con ello “a través de mecanismos de regulación empresarial”.

También propone sistemas que, por ejemplo, “mejoren la vigilancia medioambiental”, lo que a juicio del estudio resulta más efectivo que abordar esta cuestión en las fronteras nacionales, como ocurre en los aranceles sobre el contenido de carbono de los productos.
“Los asuntos medioambientales no pueden regularse en los mercados”, remarcó en rueda de prensa el secretario general de la UNCTAD, Supachai Panitchpakdi, respecto al papel de los estados en este apartado.
El informe considera así que “es preciso establecer un único método mundial para la declaración de las emisiones de las empresas”.
Por lo tanto, según el estudio anual sobre las inversiones en el mundo -que tiene como subtítulo “Invertir en la economía de bajo carbono”, los gobiernos de países en desarrollo deben incentivar las inversiones que reduzcan las emisiones de carbono.
De esta manera se paliarían las principales inquietudes de los países en desarrollo al respecto, “que son la financiación y la tecnología”.
“Las multinacionales pueden contribuir a reducir las emisiones a través de la mejora de los procesos de producción en sus operaciones y en toda la cadena de valor”, subraya la UNCTAD.
Y añade que “estas empresas pueden aportar un capital muy necesario y tecnología puntera a las iniciativas mundiales de lucha contra el cambio climático”, dado que “las negociaciones internacionales sobre el cambio climático avanzan despacio”.
Las inversiones extranjeras pueden tener un “poderoso” efecto directo de reducción de las emisiones en el sector energético y el industrial, según el informe, e indirecto en otros como el del transporte, la construcción, la gestión de desechos, la silvicultura y la agricultura, que pueden beneficiarse del mismo modo de la participación de las multinacionales.
Así, por ejemplo, las empresas pueden suministrar vehículos eléctricos que reduzcan las emisiones en el sector del transporte o pueden influir en sus proveedores de productos agrícolas para que adopten prácticas sostenibles, según el estudio.
Además, aboga por “crear un centro técnico internacional de asistencia para reducir las emisiones de carbono, que podría prestar apoyo a los países en desarrollo para formular y aplicar estrategias de mitigación del cambio climático, con la ayuda también de la competencia técnica de organismos internacionales”.

Ginebra


Ver comentarios