Enviar
¿Requiere EE.UU. mayor inflación para recuperarse?
Economistas prefieren tasas superiores que un mayor desempleo o paquetes de estímulo

Bloomberg

Quizá lo que la economía estadounidense necesita es una dosis de inflación. Esa es la opinión de economistas como Gregory Mankiw, ex asesor de la Casa Blanca, y Kenneth Rogoff, quien fue economista jefe en el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Ellos argumentan que un control menos estricto de la inflación les facilitaría a los consumidores y a los gobiernos cumplir con sus obligaciones económicas y financieras.
“Propongo una inflación del 6% por al menos un par de años”, dijo Rogoff, de 56 años, quien ahora es profesor de la Universidad de Harvard, agregando que esta tasa “mejoraría la bomba de deuda y nos ayudaría en el proceso de desapalancamiento”.
Por su parte, una inflación más elevada quizá sea preferible a un mayor desempleo, o a nuevos paquetes de estímulo que incrementen la deuda nacional, opinó Mankiw.
Sin embargo, esa estrategia sería arriesgada. Una perspectiva de precios más altos ahuyentaría a los inversores extranjeros y haría caer el dólar. El reto sería evitar que la inflación regresara a los niveles de más del 10% como en los años 70.
Por el momento, la atención de la Reserva Federal (Fed) se centra en evitar una deflación: una caída de los precios y los salarios potencialmente debilitante que dificulta pagar las deudas y fomenta posponer las compras de los ciudadanos.
El Departamento del Trabajo informó el 15 de mayo que los precios al consumidor se mantuvieron iguales en abril con respecto al mes previo, y que bajaron un 0,7% con respecto al mismo mes en 2008.
“Actualmente estamos siendo audaces porque intentamos evitar” una deflación, dijo Ben S. Bernanke, presidente de la Fed, en una conferencia realizada hace pocas semanas en Estados Unidos.
El banco central ha bajado los tipos de interés a corto plazo efectivamente a cero y tomado medidas para impulsar los préstamos a los consumidores, las pequeñas empresas y los compradores de viviendas.
No obstante, después de lo que ha hecho la Fed para estimular la economía, algunos expertos argumentan que necesita hacer más y buscar deliberadamente una inflación más elevada que también impulse los salarios.
Los salarios subieron un 0,3% en el primer trimestre, el menor incremento registrado hasta la fecha, según el Departamento del Trabajo, porque empresas como FedEx Corp., de entrega de paquetes, y Gannett Co., que publica diarios, recortaron la paga.
Puesto que la Reserva Federal no puede bajar más los tipos, Mankiw dice que el banco central debería comprometerse a producir una inflación “considerable”.
Esto colocaría los tipos de interés reales ajustados por inflación —el costo de tomar prestado menos la inflación-— en territorio negativo, si bien el tipo nominal seguiría siendo de cero. Mankiw se negó a proporcionar un número sobre la tasa.


Ver comentarios