Enviar
Repunta inflación alimentaria en Latinoamérica

La inflación alimentaria repuntó en América Latina y el Caribe durante el mes de julio con una subida de casi un punto porcentual con respecto a junio y alcanzó el 8,7%, tras cuatro meses de estabilidad, informó ayer la Oficina Regional de la FAO, con sede en Santiago.
Además, la inflación alimentaria es dos puntos más alta que la inflación general, la cual también aumentó en el último mes, aunque sólo marginalmente, al situarse en el 6,8%, según señaló la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).
"Después de cuatro meses de relativa estabilidad, vemos que hay un repunte de la inflación alimentaria en la región", indicó el jefe de Asistencia para las Políticas de la FAO, Fernando Soto-Baquero.
Para amortiguar los impactos provocados por las alzas de los precios de los alimentos, la FAO recomienda que los Gobiernos fortalezcan sus redes de protección social y aumenten su apoyo a la producción de alimentos provenientes de la agricultura familiar.
El desglose de la inflación de los alimentos por países muestra que los mayores incrementos se produjeron en México, Perú y Venezuela, con repuntes mayores a 1,5 puntos en julio con respecto al mes anterior.
Venezuela continúa siendo el país con las mayores tasas de inflación, en niveles superiores al 25% durante el último año.
Bolivia, Paraguay, República Dominicana y Uruguay reportaron tasas de inflación anual de los alimentos superiores al 10%.
La inflación de alimentos también incrementó en El Salvador, y Honduras, aunque la inflación general anual en estos países se incrementó moderadamente, puntualizó la FAO.
En contraste, en Costa Rica, Nicaragua y Panamá, ambas tasas de inflación mantuvieron o redujeron sus niveles anuales con respecto a lo reportado en junio. En Argentina ambas tasas se situaron en un nivel estable en los últimos tres meses, con un 8,2% general y un 9,7% en alimentos.
"Se deben aplicar medidas preventivas ante las alzas en la inflación alimentaria, la cual tiene un impacto directo en la seguridad alimentaria y en los índices de pobreza, ya que los pobres gastan la mayor parte de sus ingresos en alimentos," recalcó el alto funcionario de la Oficina Regional FAO.

Santiago de Chile
EFE

Ver comentarios