Representante del BID: “Costa Rica mejoró capacidad para ejecutar obras”
“Costa Rica es un excelente socio para nosotros en el tema del desarrollo, porque consideramos que no es una relación hacia un cliente, sino que es un socio, que además es dueño del banco”, comentó Rodrigo Parot, representante del BID en Costa Rica. GERSON VARGAS/LA REPÚBLICA
Enviar

Entrevista Exclusiva: Rodrigo Parot

Representante del BID: “Costa Rica mejoró capacidad para ejecutar obras”

Entidad gestiona créditos por $810 millones y planea otorgar $300 millones adicionales


La confianza del Banco Interamericano de Desarrollo hacia Costa Rica sigue intacta, luego de que el país mostrara avances en su capacidad de ejecución de obras públicas, afirmó Rodrigo Parot, representante de esa entidad en el país.

201502192313200.n44.jpg
Si bien los niveles de avance no parecen significativos, en el último año se logró la cifra récord de ejecución de $210 millones, en su mayor parte en el avance del proyecto de la carretera Liberia-Cañas, uno de los pivotes para el desarrollo de la Interamericana Norte.
Existen $600 millones adicionales que esperan ser utilizados en los próximos años, divididos en tres programas de infraestructura y transporte.
El BID también espera aprobar recursos para proyectos en los pasos fronterizos y en energía, y así lograr obras que contribuyan a mejorar la competitividad del país.
En entrevista con La República, Parot explica las razones por las cuales Costa Rica optimizó su capacidad de ejecución y cómo puede mejorarse.
El BID aportará recursos este año para infraestructura de transporte sin haberse concluido el primer programa. ¿Por qué esa institución sigue apostando fuerte en Costa Rica pese a su poca capacidad de ejecución?
Los proyectos de infraestructura y transportes son de largo aliento, y hay que tomar en cuenta que una parte del proceso pasa por la Asamblea Legislativa, donde a veces hay demoras.
Lo que podemos decir es que Costa Rica está demostrando cada vez una mejor capacidad de ejecución. Teniendo una situación donde hay muchos recursos disponibles, los estamos ejecutando más rápido. El año pasado hubo una cifra récord de $210 millones ejecutados.
 

¿Por qué la diferencia?
Primero, porque el país tomó conciencia que no se trata de aprobar los préstamos, sino también ejecutarlos. También, nosotros ayudamos a fortalecer la capacidad de ejecución y la capacidad institucional del país.
En el caso de Costa Rica, se ha desarrollado una unidad especializada en nuestras oficinas para apoyo a infraestructura llamada Unidad Técnica de Proyectos de Infraestructura. Se hizo desde hace tres años, a solicitud del gobierno, y lo que busca es aportar de forma transversal en cada una de las áreas de ejecución de estos proyectos.
El actual gobierno le ha dado más impulso y nos ha pedido que fortalezcamos este tipo de apoyo. Este modelo es una característica muy particular, y su ejemplo se está expandiendo a otros países de la región donde se encuentra el BID. Es una experiencia piloto de buenas prácticas para replicar.
¿Eso marca un antes y un después en la ejecución de proyectos?
Yo diría que sí. Es un paso importante, han habido otras medidas, pero creo que ayudó en la ejecución de proyectos en Costa Rica.
¿Cuáles han sido las mejoras o cambios?
Muchas de las personas que están ahí son ingenieros que saben agilizar trámites, que son los que se llevan el tiempo de la ejecución. Utilizan instrumentos modernos de planificación, evaluación y seguimiento, con profesionales costarricenses que conocen el sector.
Es importante decir que también se incluyen otras facetas en los proyectos. Además del medio ambiente y cambio climático, incorporamos el tema de seguridad vial.
No es avanzar solo en los desembolsos, sino en una mejor ejecución y lograr que los proyectos contribuyan al desarrollo en todos los puntos de vista.
 

Con la situación fiscal que tiene el país, ¿cambiarían las condiciones que ofrecería el BID a Costa Rica en el futuro?
Estamos trabajando también en el área fiscal, apoyando las reformas que se deben llevar a cabo con el aporte de especialistas que han trabajado en otros países, donde han mejorado mucho las cifras fiscales. Estamos conscientes de que en Costa Rica hay un desafío grande a realizar.
También trabajamos en mejorar instrumentos para promover alianzas público-privadas, ya que no todo puede ser inversión pública, pues los recursos son escasos.

Usted viene de Chile, donde hay proyectos con participación público-privada. ¿Cómo ha resultado?
Me alegra que mencione eso, porque no solo en Chile sino en muchos países hay buenas experiencias. El banco puede traer buenos ejemplos, lecciones aprendidas, y con el aporte de los expertos del país, utilizar instrumentos que puedan ser aplicados exitosamente.
Chile es un buen ejemplo, y hay proyectos hermosos, que costaron mucho, pero al final llegaron a buenos resultados, donde ha habido creatividad.
¿Cuál es la tasa de interés que ustedes le cobran al gobierno?
Siempre es muy conveniente. Casi siempre relacionada con la tasa Libor y dos o tres puntos básicos más.

¿Qué otros proyectos vienen en camino?
Para este año ya está definido que serán $300 millones y con eso desarrollaríamos los pasos de frontera, que es un proyecto de $100 millones, y de energía que son $200 millones. Con el paso de fronteras buscamos que sea un proyecto integrado con los gobiernos de Nicaragua y Panamá.
¿Hasta dónde llega el límite de crédito para Costa Rica? ¿Todavía queda para pedir prestado?
Año con año se vienen definiendo los programas y los montos que se ejecutan.
Costa Rica es un excelente socio para nosotros en el tema del desarrollo, porque consideramos que no es una relación hacia un cliente, sino que es un socio, que además es dueño del banco.

Rodrigo Díaz
[email protected]
 



Ver comentarios