Reñido cierre en Pinilla
Ochenta y ocho jugadores estuvieron presentes en la cuarta edición del Copa Roble JW Marriott, la mayor cantidad de golfistas en sus ya cuatro ediciones. Cortesía Rodrigo Mussapp - www.rodrigomussapp.com/La República
Enviar

Reñido cierre en Pinilla

Campeones de la categoría nacional se deciden mediante desempate

Alan Gerli, Steven Guthrie, Rodolfo Trejos y Alex Unfried se dejaron la victoria mediante desempate en la categoría nacional de la Copa Roble JW Marriott 2013.
Esto luego de que dicho “foursome” acabara la ronda con nueve golpes bajo par (-9), misma tarjeta que presentó el equipo de Erick y Cristian Garbier, Juan Pablo Salgado y Roberto Barahona.

201311110015110.a11111.jpg
Para definir los ganadores la organización tomó en cuenta su desempeño en las tarjetas de cada equipo iniciando por el hoyo 18.
Por su parte, la categoría internacional tuvo de vencedores a Max Escobar, Humberto Meléndez, Ricardo Lee y Nixon Delgado. Ellos lograron acabar con 61 golpes (-11) su ronda por las 7.200 yardas de Hacienda Pinilla.
Además, el segundo lugar correspondió a Ricardo Kriete, Julio Riano, Francisco Calleja y Manuel Jiménez.
El torneo se jugó mediante la modalidad de scramble, es decir, todos los jugadores salieron con su propia bola. Para el siguiente golpe escogieron la mejor bola de las cuatro que se jugaron y desde ese punto, volvieron a jugar todos los del grupo y así sucesivamente hasta acabar el hoyo.
“He venido los cuatro años a jugar este torneo, y si mi agenda así lo permite espero poder seguir viniendo”, comentó el salvadoreño Francisco Calleja, quien formo parte de los grupos ganadores.
En su cuarta edición el torneo contó con una invitada inesperada: la lluvia, que detuvo hasta en tres ocasiones el torneo, pero al final siempre se logró terminar.
“El torneo es tan competitivo que a pesar de que la lluvia nos hizo detenernos en tres ocasiones seguimos hasta terminar”, añadió Calleja.
El golfista nacional Álvaro Ortiz, quien formaba parte del comité organizador, destacó que aunque la lluvia complicó el evento los comentarios siempre fueron positivos.
“A pesar de que llovió tenemos buenos comentarios, porque al torneo asisten personas ecuánimes e inteligentes que saben que lo que pudimos controlar lo hicimos muy bien, y hay que tomar en cuenta que los jugadores que tenemos aquí son de un nivel social muy alto, que tienen altas expectativas y exigencias de cuando participan en torneos de golf y cumplimos con ellas.
El tema del clima no lo pudimos controlar, los jugadores lo entienden y lo saben, y están apenados de que tan bonito evento se terminará así”, explicó Ortiz.
Por su parte, nadie logró un hoyo en uno aunque varios tiros estuvieron cerca. La motocicleta Ducati se rifó, como habían anunciado los organizadores, y acabó en las manos de Alberto Poma.

Dinia Vargas
[email protected]
@dvargasLR

Ver comentarios