Renault demora lanzamiento de vehículos eléctricos por falta de demanda
La versión a batería del auto urbano Twingo rediseñado, presentada en el Salón del Automóvil de Ginebra este año, está en suspenso. Bloomberg/La República
Enviar

Renault demora lanzamiento de vehículos eléctricos por falta de demanda

Renault SA, la tercera mayor automotriz de Europa, frenará el lanzamiento de vehículos eléctricos, dando otra señal de que la demanda de los consumidores de autos de emisión cero no llega a las previsiones de las automotrices.
La versión a batería del auto urbano Twingo rediseñado, presentada en el Salón del Automóvil de Ginebra este año, está en suspenso, dijo ayer el máximo responsable de rendimiento Jerôme Stoll en una entrevista en Cannes, Francia, sin dar una fecha precisa para el comienzo de la venta del modelo.


“No estamos en una situación en la que el mercado haya seguido nuestros pronósticos”, señaló Stoll. “La gente todavía no llegó al punto en que siente la necesidad de tener un vehículo eléctrico para uso diario. La gente tiene que sentir esa necesidad para cambiar por los modelos eléctricos”.
Los vehículos a batería para el mercado masivo no cumplieron con las metas de entrega de la industria porque los compradores objetan su falta de autonomía y que tengan un precio más caro en comparación con los autos a gasolina o diesel. La excepción ha sido el segmento de lujo, en el que el líder del mercado Bayerische Motoren Werke AG aumentó la producción del auto urbano eléctrico i3 este año en tanto las órdenes de compra superaron los pronósticos, y Tesla Motors Inc. dijo este mes que el crecimiento de las ventas de su sedán Modelo S se vieron restringidas por limitaciones en la provisión de baterías.
“La mayoría de las personas que compran vehículos eléctricos suelen ser compradores premium, ya que los autos de emisión cero son más caros”, explicó telefónicamente Sascha Gommel, analista de Commerzbank AG en Fráncfort que recomienda mantener las acciones de Renault. “Prefieren ir a marcas de lujo como Tesla o BMW y no a un fabricante de autos convencionales del mercado masivo como Renault, que debe justificar la diferencia de precio de sus autos eléctricos”.
En Alemania, el mayor mercado automotor de Europa, había en uso unos 12.200 autos totalmente eléctricos a comienzos de 2014, de un total de 43,9 millones de autos registrados, según la Oficina Federal de Vehículos a Motor. Eso representa el 0,1 por ciento del millón de autos a batería que la canciller alemana Angela Merkel quiere que circulen por las rutas del país a fin de esta década.
Volkswagen AG, automotriz con sede en Wolfsburgo, Alemania, que es la más grande de Europa, en septiembre anunció planes de ofrecer hasta cuarenta vehículos eléctricos o híbridos, incluidos catorce modelos con propulsión alternativa para fin de 2014. BMW de Múnich, que comenzará a entregar el auto deportivo híbrido i8 en junio, lanzó el i3 de 34.950 euros (US$48.000) en noviembre y dijo en abril que aumentará la producción un 43 por ciento. Los titulares de ambas compañías expresaron en octubre que están de acuerdo con la meta de autos eléctricos que fijó Merkel para 2020.
Renault director ejecutivo Carlos Ghosn , dijo en septiembre que la compañía , con sede en el suburbio parisino de Boulogne -Billancourt, y su socio japonés Nissan Motor Co. se perderá una meta de 2016 de la venta conjunta de 1,5 millones de coches eléctricos al año. Los fabricantes tienen un presupuesto de mediano plazo de 4 millones de euros para desarrollar los modelos . Renault entregó 19.093 autos eléctricos del año pasado , de un total de 2,63 millones de automóviles y vehículos comerciales ligeros.
La línea eléctrica del fabricante de automóviles francés incluye los coches Zoe y Fluence ZE , una versión de la furgoneta de reparto Kangoo y el cuadriciclo Twizy . Daimler AG tiene una asociación con Renault para desarrollar un modelo de cuatro plazas para la marca de la ciudad - Smart el Stuttgart, la compañía con sede en Alemania que tendrá una variante eléctrica.
El empuje alemán y francés para los coches eléctricos contrasta con un enfoque en la tecnología de gas natural a Fiat SpA . Único modelo de baterías de la compañía con sede en Italia Turín, es una versión de su subcompacto 500 vendidos en California para cumplir las normas de emisiones locales.
Sergio Marchionne, consejero delegado, dijo en una conferencia en Washington esta semana que espera que nadie se va a comprar la variante 500 " , porque cada vez que vende uno, cuesta $ 14.000.
"La rentabilidad en el segmento es escasa , ya que no hay nadie por ahí que hace que cualquier dinero de vehículos electrizantes , nadie, con la excepción de Tesla ".
La empresa había registrado un descenso del 0,1% en los ingresos del primer trimestre, ya que las ganancias del euro en los mercados de divisas compensan las entregas de automóviles más altos.

Bloomberg


Ver comentarios