Enviar
Transacciones han crecido entre un 10% y un 30% interanual en diciembre
Remesas muestran signos de recuperación
Oferta de servicios agregados ha sido clave para atraer y retener a clientes actuales

Rommel Tellez
[email protected]

El ritmo de transacciones de remesas ha experimentado una mejora en el mercado nacional en las últimas semanas, especialmente en lo que respecta al servicio de envío de dinero a otros países.
Muestra de ello es que Western Union, la principal compañía de transferencias electrónicas en el país, refleja un incremento cercano al 10% en el número de transacciones realizadas durante diciembre, con respecto al mismo mes de 2008.
Por su parte, Teledólar, otro de los competidores en el campo del envío y recepción de dinero, reporta una mejora de un 30% en el mismo periodo.
Parte de este crecimiento se debe a la implementación de servicios de valor agregado que han realizado dichas empresas, con el propósito de retener a sus clientes.
“Este mes sobrepasa las expectativas. Ampliamos nuestra gama de servicios y la gente encuentra atractivo venir a donde nosotros. Desde aquí se pueden pagar recibos, cargas municipales e incluso recargar teléfonos celulares que operan en Nicaragua. Otro de los factores es la seguridad, pues muchos viajantes prefieren enviarse el dinero a otro país”, explicó Carlos Vargas, gerente financiero de Teledólar.
Por su lado, las agencias de Western Union también se han enfocado en buscar estrategias para retener y atraer a los clientes.
“Creímos que los números iban a ser más austeros, sin embargo todo apunta hacia arriba en el envío de dinero. La recepción y los pagos se mantienen similares a los de diciembre pasado”, comentó Jorge Araya, gerente de Operaciones de Airpak Costa Rica; representante de Western Union.
En su caso, la empresa estadounidense ha apostado por implementar un sistema de puntos que premia la lealtad de sus clientes, por medio de una tarjeta de uso frecuente.
Para el segundo trimestre de este año los ingresos por transferencias electrónicas al país totalizaron unos $129 millones, mientras que los egresos sumaron cerca de $54 millones, de acuerdo con datos del Banco Central de Costa Rica.
Por su parte, durante el segundo trimestre de 2008 las remesas entrantes llegaron hasta $145 millones, mientras que por concepto de envíos se reportó un aproximado de $60 millones.
Los participantes del mercado esperan borrar la diferencia negativa reportada en el periodo observado, a partir del repunte que están experimentando las transacciones en el mes de la Navidad.
Globalmente, expertos proyectan que a partir del próximo año el mercado de remesas incrementaría especialmente la cantidad de envíos de dinero, con lo que se espera que los países en desarrollo transen hasta $334 mil millones en 2011.
Esto permitiría alcanzar las últimas cifras de crecimiento que el sector registró antes de la crisis económica, puntualmente durante 2008.
En el caso de Latinoamérica y el Caribe, se proyecta que las transferencias alcancen los $61 mil millones para ese mismo periodo, de acuerdo con el último Informe de Migración y Desarrollo, publicado por el Banco Mundial.
Asimismo, dicho informe pronostica que dentro de dos años el mercado de países no desarrollados generaría envíos de dinero por unos $441 millones.
Sin embargo, este panorama podría variar de acuerdo con el ritmo con que se dé una recuperación económica internacional, y al comportamiento que presente la industria de la construcción, la cual emplea la mayor parte de los inmigrantes mundialmente, destaca dicho informe.
Ver comentarios