Logo La República

Miércoles, 21 de noviembre de 2018



ÚLTIMA HORA


Relaciones Cuba-EEUU avanzan

Daniela Cardenas [email protected] | Sábado 14 diciembre, 2013 12:00 am



Relaciones Cuba-EEUU avanzan

La normalización de las relaciones entre Cuba y EE.UU. avanza "algo", pero su proceso, sujeto al fin del bloqueo económico a la isla, podrá tomar años y no se resolverá durante el mandato de Barack Obama, según consideró el exjefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, Ramón Sánchez Parodi.

En una entrevista publicada hoy en exclusiva por el diario oficial Granma, Sánchez Parodi afirmó que "se está avanzando algo" para lograr un acercamiento entre ambos gobiernos y subrayó que "el tiempo político está a favor de que se elimine el bloqueo", aunque opinó que "con Obama no va a pasar".

"Obama nunca ha estado, en ningún sentido, en un camino de búsqueda de una normalización de relaciones. Su política es una versión light de la misma política de George W. Bush (hijo). No ha cambiado", estimó.

"Quizás suceda en los próximos mandatos presidenciales, sean republicanos o demócratas, porque es otro error nuestro pensar que es con los demócratas. Las conversaciones directas comenzaron con (el ex presidente Richard) Nixon, y con (el ex secretario de Estado Henry) Kissinger nada menos", sostuvo.

Ramón Sánchez Parodi fue el hombre designado por el Gobierno de Fidel Castro en 1975 para participar en los primeros contactos directos y secretos entre ambos países para una posible normalización de sus relaciones y, posteriormente, fue jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington entre 1977 y 1989.

Con vasta experiencia en los complejos procesos del diferendo político bilateral, el diplomático valoró que "si no en el próximo Gobierno, quizás en el siguiente, debe haber una decisión sustancial hacia la normalización de las relaciones con Cuba".

"Lo más fácil, y lo que más obliga a cambiar, es que EE.UU. diga que se elimina toda prohibición para que ciudadanos estadounidenses viajen a Cuba, eso obliga a transformar cosas del bloqueo", precisó a Granma.

En su opinión, el bloqueo económico y comercial que Estados Unidos aplica a Cuba desde 1962 no se levantará por decreto, sino que será un proceso "que puede llevar muchos años", en el cual ambas partes tendrán que negociar varios acuerdos bilaterales y multilaterales.

Sánchez Parodi, quien también ocupó hasta 1994 el cargo de vicecanciller, insistió en que Estados Unidos tiene una política de Estado hacia la isla cuyo objetivo es "restaurar su dominación" y apuntó que "si no renuncian a eso no habrá relación normal".

Asimismo, manifestó que Estados Unidos actualmente tiene que "rediseñar" y "resolver" su política hacia América Latina, algo que no podrá hacer sin arreglar sus relaciones con Cuba.

Por otra parte, restó peso al lobby cubanoamericano en la política hacia la isla: "ellos no tienen fuerza, los usan".

Al repasar la historia bilateral tras el triunfo de la revolución cubana en 1959, destacó que "desde la ruptura en enero de 1961, siempre hubo algún tipo de comunicación entre los gobiernos acerca de qué hacer con las relaciones, primero de una manera informal, y posteriormente formal".

Según indicó, fue Kissinger quien en 1974 envió a Fidel Castro una carta con el mensaje de que las diferencias entre los dos países no tenían que convertirse en una hostilidad perpetua, a lo que Cuba respondió positivamente para abrir los primeros contactos directos.

Cuando en 1977 el entonces presidente Jimmy Carter estableció las Secciones de Intereses para cuestiones bilaterales, ambas partes creyeron que se convertirían en embajadas y el diálogo avanzaría más, pero "las circunstancias siempre fueron complejas y había muchos intereses contrarios", agregó.

Sánchez Parodi subrayó que el Gobierno de Carter ha sido el más cercano a normalizar las relaciones, pero esa previsión fracasó en su momento por fracturas internas en Washington sobre política exterior, procesos como la "insurrección armada" en Latinoamérica y la situación en África.