Reino Unido pone resistencia a FMI
Enviar

Reino Unido pone resistencia a FMI

201305092221570.b.jpg
Christine Lagarde, directora del FMI, ha venido respaldando el manejo y las propuestas del ministro de Hacienda británico. AFP/LA REPUBLICA
El ministro de Hacienda británico George Osborne se prepara para defender el programa de austeridad de su autoría ante los inspectores del Fondo Monetario Internacional (FMI), que llegaron a Londres  para realizar la revisión anual de la economía del Reino Unido.
La auditoría de diez días, que se conoce con el nombre de inspección del artículo IV, llega tres semanas después del choque de Osborne con el organismo de crédito con sede en Washington, cuando este último dijo que Inglaterra tendría que pensar en ralentizar el plan de reducción de déficit de modo de alentar el crecimiento económico.

Osborne bien podría hallar que es muy fácil defender que la economía está en proceso de sanación, ya que el producto interno bruto (PIB) subió un 0,3% durante el primer trimestre y las encuestas que se llevaron adelante la semana pasada mostraron mejoras en las industrias manufactureras, de la construcción y de servicios.
“Tiene razón en defender su enfoque”, dijo George Buckley, economista jefe de Reino Unido del Deutsche Bank AG Londres, durante una entrevistaque se le realizó ayer. “El Bank of England –que es el banco central de ese país- otorga más estímulo que cualquier otro banco central, inclusive la FED, y uno, con el tiempo, tiene que llevar abajo la deuda. Tengo cautela respecto de cuánta más deuda sería buena para el crecimiento”.
El mes pasado, el economista jefe del FMI, Olivier Blanchard, dijo que Osborne se arriesgaba a “jugar con fuego” cuando seguía adelante con los recortes presupuestarios más profundos que se practicaron desde la Segunda Guerra Mundial.
El fondo bajó al 0,7% el pronóstico de crecimiento que había hecho para el Reino Unido en 2013 y al 1,5% para 2014, lo que significa que hubo una reducción de 0,3 punto porcentual en ambos años.
Los comentarios amenazaban con robarle a Osborne el aliado que tenía en el FMI: la directora gerente, Christine Lagarde, quien hasta ahora viene respaldando el manejo que el ministro hace de la economía pese a los pedidos del opositor partido laborista de que se implemente un “Plan B”.
Osborne desestimó las críticas del FMI. Consultado el 19 de abril en Washington respecto de la posibilidad de que le hiciera caso al consejo recibido, dijo que ello “dependía de si uno estaba de acuerdo con el consejo”.
Osborne no tiene nada que añadirle a los comentarios sobre el tema que se han hecho públicos, dijo el Tesoro en una declaración telefónica, cuando Bloomberg News le preguntó por la visita del FMI.
Osborne se apoya mucho en el Bank of England para estimular a la economía, mientras trata de bajar el déficit que seguía en el 7,8% del PIB al cierre de marzo del ejercicio fiscal, o sea 2,3 puntos porcentuales por encima del pronóstico imperante cuando el ministro asumió funciones en mayo de 2010.
Este año, el costo de asegurar contra default los títulos de deuda del gobierno del Reino Unido subió un 20%, que es el aumento máximo operado en el Grupo de los Siete, según muestran las permutas de riesgo crediticio.

Bloomberg


Ver comentarios