Enviar
Clara Rojas y Consuelo González fueron liberadas tras casi siete años de cautiverio
Rehenes recibidas con honores en Miraflores

Operación de entrega de las secuestradas comenzó a primera hora de ayer con envío de helicópteros venezolanos a Colombia

Caracas
EFE

Hugo Chávez, presidente de Venezuela, recibió ayer en el Palacio de Miraflores a Clara Rojas y Consuelo González, las dos secuestradas cuya entrega le habían prometido las FARC y que fueron liberadas este jueves después de una larga espera.
En la sede presidencial venezolana, la ex candidata a la vicepresidencia colombiana y la ex congresista, acompañadas por sus familiares, fueron recibidas con todos los honores por el jefe del Estado, con el que mantuvieron una reunión privada en el interior del Palacio.
Momentos antes, Rojas y González de Perdomo habían protagonizado en el aeropuerto de Maiquetía, a unos 30 kilómetros de Caracas, un conmovedor reencuentro con sus familiares que esperaban en la capital venezolana su liberación desde hace dos semanas.
En la pista del aeropuerto, a la que sólo tuvieron acceso medios audiovisuales estatales, Clara González de Rojas pudo abrazar
a su hija, que fue secuestrada hace casi seis años por la guerrilla junto con la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, todavía en manos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).
La ex congresista Consuelo González, cautiva de las FARC desde 2001, se reencontró asimismo con sus hijas, Patricia y María Fernanda, y con su nieta María Juliana, nacida en los años que ella estuvo prisionera.
“Yo quisiera recoger ya a Emmanuel”, fueron las primeras declaraciones de Clara Rojas a la cadena colombiana Caracol Radio, nada más llegar a Caracas.
Rojas, podrá recuperar, tras un corto proceso ante la justicia de familia, a su hijo Emmanuel, quien desde mediados de 2005 ha estado al cuidado del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF). La ratificación ayer de la
concordancia del ADN de Juan David Gómez Tapiero o Emmanuel con el de Clara González de Rojas y sus hijos Iván y Andrés, despejó cualquier duda sobre el asunto.
La operación de entrega de las dos mujeres comenzó a primera hora de ayer con el envío a la ciudad colombiana de San José de Guaviare de dos helicópteros venezolanos con emblemas del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), tras el anuncio hecho la víspera por Chávez de que ya tenía las coordenadas del lugar dónde las FARC las iban a liberar.
Se reanudó así el operativo que quedó frustrado el pasado 31 de diciembre en medio de un cruce de acusaciones entre Chávez y el presidente de Colombia, Álvaro Uribe, que hizo pública aquel día la “hipótesis” -luego confirmada- de que a Emmanuel, cuya liberación también habían anunciado las FARC, no lo tenía la guerrilla.
Horas después de llegar a San José del Guaviare, las dos aeronaves, a bordo de las cuales estaban, entre otros Ramón Rodríguez Chacín, ministro venezolano de Interior, y representantes del CICR, partieron hacia
un lugar de la selva donde debía producirse la entrega.
Y alrededor de las 17.00 GMT, Chávez anunció la noticia desde el palacio presidencial: Clara y Consuelo estaban libres y él ya había podido conversar con ambas.
Tras la esperada noticia de la liberación, los acontecimientos se precipitaron en las horas siguientes al viajar directamente los helicópteros con las dos recién liberadas a Venezuela.
Las aeronaves llegaron poco después de las 19.30 GMT a la base militar del aeropuerto venezolano de Santo Domingo, en el estado Táchira, fronterizo con Colombia, y allí se pudieron ver las primeras imágenes de ambas mujeres, libres.
Clara Rojas y Consuelo González, en aparente buena salud, bajaron por su propio pie de los helicópteros y, abrazadas con el ministro venezolano del Interior, abordaron un avión Falcón que despegó inmediatamente hacia Caracas.
Casi al mismo tiempo la cadena de televisión Telesur, con sede central en Venezuela, difundía unas imágenes exclusivas de la entrega que había tenido lugar en la selva por la mañana.
En esas
imágenes se podía ver a las dos mujeres y a los miembros de la comisión que fue en su búsqueda en el momento en que las FARC las dejaban libres, todo ello en un ambiente de serenidad.
Telesur difundió asimismo las primeras palabras de Rojas y González después de su liberación.
“Estamos agradecidas en el alma por este acompañamiento que nos ha hecho, mil gracias”, dijo Rojas, visiblemente emocionada.
“Presidente Chávez, no se cómo decir ni cómo expresarle mi agradecimiento por su gestión humanitaria “, manifestó, por su parte González, quien le pidió además “no bajar la guardia” con el tema de los secuestrados.
Ya liberada pero aún en la selva, la que fue compañera de candidatura de Ingrid Betancourt había manifestado en conversación telefónica con Chávez: “Estamos volviendo a renacer”.


Aplauso mundial


La comunidad internacional se unió para aplaudir la liberación de Clara Rojas y Consuelo González de Perdomo, que pasaron seis años secuestradas por las FARC, y exhortó a esa guerrilla colombiana a que entregue pronto al resto de sus cautivos.
“Francia se alegra profundamente”, expresó el presidente de Francia, Nicolás Sarkozy.
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, acogió con satisfacción la entrega y, según la portavoz Michele Montás, “espera que este gesto conduzca a la pronta liberación del resto de las personas secuestradas”.
Desde Bruselas, la Comisión Europea (CE) manifestó su esperanza de que la liberación de las dos mujeres sea “una señal premonitoria” de que todos los demás rehenes “serán liberados pronto”.
A la demanda por la liberación de todos los cautivos se sumó el Gobierno de España, que felicitó a todos los que han intervenido en esta liberación y, en especial, al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, en un comunicado divulgado por el Ministerio de Exteriores.
Amnistía Internacional (AI) lanzó un comunicado en el cual sostuvo que “las FARC y el Ejército de Liberación Nacional deben liberar de forma inmediata e incondicional a todos los civiles que tengan como rehenes”.
El Gobierno de Brasil “recibió con satisfacción la noticia de liberación”, señaló un comunicado de la Cancillería en el que también “se congratula” con Uribe y Chávez “por la sucedida conducción de los entendimientos que posibilitaron la liberación de las ciudadanas colombianas”.
Ver comentarios