Reglas mexicanas ahuyentan a competidores en telefonía
Enviar
Reglas mexicanas ahuyentan a competidores en telefonía

Es probable que Carlos Slim conserve su preeminencia en el sector de telefonía móvil de México, porque las reglas del Gobierno ahuyentan a rivales potenciales como Deutsche Telekom AG desalentando su participación en subastas de licencias esta semana.
El Gobierno diseñó las subastas para ampliar la competencia en el sector de telefonía móvil, mercado en el que la cuota del 71% de América Móvil SAB de Slim ha mantenido los precios altos para algunos clientes y ayudado al empresario a convertirse en el hombre más rico del mundo. Aunque China Mobile Corp., Reliance Communications Ltd. y Deutsche Telekom mostraron interés, les preocupaba la capacidad de los reguladores para impulsar la competencia, dijo Gonzalo Martínez Pous, comisionado de la Comisión Federal de Telecomunicaciones.
Ahora es improbable que rivales adicionales participen en la subasta, dijo.

Un quinto competidor en el segundo mercado de telefonía móvil más grande de América Latina haría bajar los precios, lo que reduciría las ventas y las ganancias en Telcel, filial de América Móvil, dijo Christopher King, analista de Stifel Nicolaus & Co.
El Gobierno esperaba generar unos $5.800 millones con las subastas del 25 de mayo, principalmente con comisiones anuales de uso pagaderas a veinte años, según datos de la Comisión Federal de Telecomunicaciones. Sin un participante adicional, el monto bajaría a unos $4.300 millones, porque un bloque de espectro quedaría sin vender, según los datos del regulador.
El presidente de México, Felipe Calderón, citó las subastas en un discurso del 30 de abril como un ejemplo de la manera en la que su Gobierno traería más competencia a una economía en donde una o dos compañías dominan sectores como los de televisión, cemento, cerveza y pan.
Su oficina de prensa no devolvió las llamadas en busca de un comentario.


México

Ver comentarios