Enviar
Región exige cumplimiento de ayuda económica, pese a crisis


Los países latinoamericanos pidieron en la Conferencia de la ONU sobre Financiación para el Desarrollo de Doha, Qatar, que los países ricos cumplan sus compromisos de ayuda económica con los países pobres a pesar de la crisis financiera global.
Todos coincidieron en que la actual crisis no debe afectar a la cooperación al desarrollo, y que los países del primer mundo no pueden olvidar la promesa hecha en Monterrey (México) en 2002, cuando se estableció que el 0,7% del producto interior bruto (PIB) debía ser destinado al tercer mundo.
El ministro de Asuntos Exteriores de Argentina, Jorge Taiana, dijo que existen fondos para la ayuda al desarrollo, ya que mucho más del 0,7% del PIB de los países ricos está siendo empleado para rescatar a sus principales entidades financieras.
Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores de Bolivia, David Choquehuanca, destacó que los planes de rescate lanzados en Europa y Estados Unidos “superan en 45 veces toda la ayuda al desarrollo que emiten (sus gobiernos)”.
Su homólogo nicaragüense, Samuel Santos López, exigió el aumento de la ayuda oficial al desarrollo, teniendo como referencia los gastos militares de los países más ricos, y añadió que para que dicha ayuda sea efectiva debe ser “despolitizada y sin condiciones”, punto en el que hicieron hincapié muchos de sus colegas.
En representación de Ecuador, el secretario de Planificación Nacional y Desarrollo, Fander Falconi, explicó que por cada dólar de cooperación al desarrollo entran en el país $1,6 de remesas de emigrantes ecuatorianos, que sustituyen a la ayuda oficial en toda Latinoamérica.
Para el ministro de Finanzas de Guatemala, Juan Alberto Fuentes, “los niveles de cooperación deben mantenerse y reforzarse” para permitir que las economías en desarrollo no sufran especialmente la crisis mundial.
El ministro de Economía de la República Dominicana, Juan Temístocles Montás, también destacó que “la ayuda al desarrollo debe continuar su expansión ahora más que nunca”, mientras que el ministro de Relaciones Exteriores paraguayo, Alejandro Hamed Franco, pidió que los organismos financieros internacionales y regionales respondan con recursos para los países del sur.
Por otra parte, los representantes latinoamericanos coincidieron en la necesidad de dar una respuesta multilateral a la crisis financiera global.
También, instaron a la creación de un nuevo orden económico mundial, más justo y equitativo, bajo el paraguas de la ONU, en el que los países pobres participen en la toma de decisiones.
Asimismo, señalaron el fracaso del sistema económico liberal y criticaron a Estados Unidos y los organismos financieros internacionales -el Banco Mundial (BM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), en especial Cuba que acusó al capitalismo unilateral de Estados Unidos de la actual coyuntura.
EFE/Doha
Ver comentarios