Enviar
Región crece en producción de oro

Lima
EFE

América Latina se proyecta como uno de los principales productores de oro en el mundo, según se desprendió del VIII Simposio Internacional del Oro, donde se vaticinó que el precio de la onza superará en un futuro próximo los $1.000.
El simposio arrancó el martes en Lima, que acoge cada dos años Perú, con el propósito de analizar las perspectivas del preciado metal en los mercados internacionales.
“América Latina se
está convirtiendo en uno de los principales productores de oro del mundo, particularmente Perú, así como Chile, Brasil y México”, afirmó el director del área de Recursos Naturales de la Comisión Económica para América Latina de Naciones Unidas (CEPAL), Fernando Sánchez-Albavera.
El experto agregó que “Argentina emerge como productor importante y hay gran potencial de reservas en Colombia y Venezuela”.
Asimismo, subrayó el interés de las multinacionales por invertir en la región debido a que el “oro se ha convertido en un factor que cubre el riesgo de los inversionistas”, lo que genera un mayor deseo para explorar y explotar yacimientos auríferos.
Según la CEPAL, el 24% de las inversiones mundiales en exploración de metales en 2007 se concentraron en América Latina, aproximadamente unos $2.500 millones.
Perú es el principal productor de oro en Latinoamérica y ocupa el quinto puesto en el ranking mundial, con 170 toneladas métricas en 2007, lo que supuso el 6,8% de la producción en el planeta.
Durante la inauguración del encuentro, el ministro peruano de Energía y Minas, Juan Valdivia, adelantó que para el periodo 2008-2015 su país tiene proyectadas inversiones por valor de $19.923 millones en el sector minero.
De hecho, Perú junto a México fueron los países que más fondos destinaron a la búsqueda de nuevos yacimientos, seguidos de Chile, Brasil y Argentina.
Ante más de 1.000 ejecutivos de las principales empresas mineras del planeta, Sánchez-Albavera alabó el “importante potencial aurífero de América Latina” para tomar parte “dinámicamente” del mercado internacional del preciado metal.
En este sentido, destacó las progresivas tasas de participación de Latinoamérica en la producción mundial, con un incremento que superó casi cinco veces el promedio global entre 2002 y 2006.
“Todo parece indicar
que la minería aurífera va a tener un gran crecimiento de demanda, y por ende un precio bastante interesante en los próximos años”, agregó Sánchez-Albavera, quien adelantó que la onza de oro superará en “un futuro próximo” un precio “de cuatro cifras”, cuando en la actualidad ronda los $920.
Explicó que la alta demanda de China e India y la intensificación del uso industrial, así como “la depreciación del dólar y la inestabilidad monetaria internacional”, impulsarán el valor del oro.
Su precio, sin embargo, no se verá afectado por la crisis que amenaza a Estados Unidos, vaticinó el experto de la CEPAL.
Por su parte, el gerente general de World Gold Council, James Burton, explicó que pese a que los “altos precios y la volatibilidad reducen la demanda de oro”, la inflación global y “el apetito de los inversores por las materias primas” hacen que este mercado “siga siendo robusto”.
El responsable de esta organización, dedicada a la promoción del oro en los mercados internacionales, señaló que aun con los altos precios, la proyección es que los países que más oro compran, liderados por China e India y consumidores del 36% de la producción mundial, lo sigan haciendo.
El VIII Simposio Internacional del Oro se prolongará hasta mañana en el Cuartel General del Ejército de Perú.
Ver comentarios